Acepta siete años y medio por arrollar a un ciclista e intentar cortarle el cuello

El joven magrebí acusado de pasar por encima de un compatriota que iba en bicicleta logra una rebaja de la pena, tras un pacto entre las partes

José Alberto González
JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZCartagena

El joven magrebí que atropelló con su coche a un compatriota que iba en bicicleta por la carretera que une Balsicas y Avileses, y que intentó degollarlo después, ha aceptado una condena de siete años y medio de cárcel por un delito de asesinato en grado de tentativa. Al reconocer los hechos, ocurridos en diciembre de 2015, mostrarse «arrepentido» e ingresar más de 130.000 euros como indemnización a la víctima, para la que la Fiscalía reclamaba 206.000, El Houcine, de 23 años, se beneficiará de un acuerdo entre las partes. En el caso del Ministerio Público, el fiscal había solicitado once años.

«A la persona que estaba tumbada, [El Houcine] le preguntó: '¿Estás vivo todavía?' Después, cogió un cuchillo amarillo e intentó cortarle el cuello», declaró según fuentes judiciales un testigo, durante la vista oral celebrada anteayer en la sección quinta de la Audiencia Provincial. Ahora, el tribunal de Cartagena, presidido por el magistrado Jacinto Aresté, dictará sentencia sobre una agresión que causó a la víctima, un peón agrícola de 46 años, «un politraumatismo y una lesión lineal en el cuello». Así lo recordó el abogado del ciclista, que ejerció la acusación particular. Acerca de los motivos del suceso, la víctima dijo no recordarlo, mientras que el autor del arrollamiento no manifestó nada respecto a ello.

El fiscal recordó que el 29 de diciembre de 2015, el encausado conducía un turismo en la carretera que conecta la pedanía murciana de Avileses y la de Balsicas, que pertenece al municipio de Torre Pacheco.

Incisión de seis centímetros

Por la misma vía, y en el mismo sentido de la marcha que él, circulaba en bicicleta otra persona, respecto a la cual el conductor del coche, «con intención de acabar con su vida (...) y conociendo que no podía percatarse de su acción, aceleró a gran velocidad hasta colisionar».

En su maniobra, desplazó al ciclista 37,5 metros de distancia. Después, bajó del turismo y al ver que el hombre seguía con vida, «se colocó sobre él y volteó su cabeza varias veces hacia los lados y extrajo un pequeño cuchillo con el que comenzó a cortarle el cuello, sin llegar a conseguirlo por fracturarse la hoja». Sí que le hizo una herida de seis centímetros de profundidad y la Policía encontró un trozo del arma en la calzada.

El ciclista estuvo hospitalizado durante 239 días y sufre un perjuicio estético, con varias cicatrices. Además, está afectado en su capacidad laboral.

 

Fotos

Vídeos