Logran introducir dos nuevas poblaciones de manzanilla de Escombreras

El presidente de la Autoridad Portuaria, Antonio Sevilla, el director de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, Juan Madrigal, el Rector de la Politécnica, José Antonio Franco, y la docente encargada del proyecto, María José Vicente, junto al cartel de la jornada, esta mañana./
El presidente de la Autoridad Portuaria, Antonio Sevilla, el director de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, Juan Madrigal, el Rector de la Politécnica, José Antonio Franco, y la docente encargada del proyecto, María José Vicente, junto al cartel de la jornada, esta mañana.

Investigadores de la UPCT, la Autoridad Portuaria y la Fundación Biodiversidad llevan un año trabajando en la recuperación de esta especie en peligro de extinción

EFEcartagena

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), la Autoridad Portuaria (APC) y la Fundación Biodiversidad lograron introducir en la costa de Cartagena dos nuevas poblaciones de manzanilla de Escombreras y recuperar una tercera que se consideraba desaparecida.

Las tres instituciones llevan un año trabajando en la recuperación de esta especie en peligro de extinción y que solo crece en las costas de Cartagena y Argelia. Este martes 24 de noviembre presentaron los resultados de ese proyecto, que consideraron exitosos en todos sus objetivos.

La jornada la inauguraron el Rector de la Universidad Politécnica de Cartagena, José Antonio Franco, el director de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, Juan Madrigal, el presidente de la Autoridad Portuaria, Antonio Sevilla, y la docente de la Politécnica encargada del proyecto, María José Vicente.

Hasta ahora, en Cartagena solo se conocían dos pequeñas poblaciones de esta especie en La Azohía y la Isla de Escombreras, y a través de este proyecto se logró introducir dos nuevas poblaciones en la Cala del Bolete Grande y en la Algameca Chica.

También se reintrodució una población en la Punta de Aguilones, en la zona continental de Escombreras, que había desaparecido a finales del siglo pasado.

Este proyecto contó con un presupuesto total de 52.000 euros, 26.000 de ellos aportados por el Ministerio de Agricultura a través de la Fundación Biodiversidad, y otros 20.000 aportados por la APC.

La introducción de las nuevas poblaciones se llevaron a cabo en dos fases, la primera de ellas, en los meses de marzo y abril, cuando se plantaron miles de ejemplares de manzanilla en estado de prefloración, cultivados en los viveros que la Escuela de Ingenieros Agrónomos tiene en La Palma.

Más tarde, en el mes de septiembre, las nuevas poblaciones se reforzaron con la siembra de semillas recolectadas en las dos poblaciones naturales existentes para aumentar su probabilidad de supervivencia y su establecimiento a largo plazo.

Además, los investigadores almacenaron un lote de semillas de cada una de las poblaciones en el Banco de Germoplasma de la UPCT para salvaguardar a largo plazo la mayor diversidad genética de la especie.

Asimismo, el programa incluyó diversas actividades de divulgación y sensibilización para dar a conocer la especie y su gran valor ecológico.

El objetivo final del programa es conservar el hábitat de la especie, mejorar la conexión ecológica de sus poblaciones naturales, las únicas que existen en Europa y evitar así su extinción.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos