La 'autovía del bancal' se convierte en una 'trampa' debido a su progresivo deterioro

Las señales de limitación de velocidad a 80 kilómetros por hora y de aviso de badenes proliferan en la autovía Zeneta-San Javier, en la imagen captada ayer. / Vicente Vicéns / AGM

Como medida preventiva, la Consejería limita la velocidad en muchos tramos llenos de badenes, y realiza «un estudio en profundidad» sobre el hundimiento de la calzada

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

La autovía Zeneta-San Javier, también conocida como la 'autovía del bancal', ha alcanzado un grado de deterioro alarmante debido al progresivo hundimiento del terreno y a la proliferación de baches y badenes en la mayor parte de su recorrido. Este eje de titularidad autonómica, que conecta Murcia y la zona oriental de la Región con el Mar Menor y el sur de Alicante, tiene problemas estructurales y de construcción prácticamente desde que se puso en servicio a finales del año 2009, lo cual ha obligado a realizar continuos trabajos de reparación del firme por parte de la Consejería de Fomento. Este verano, los daños de la infraestructura son más visibles, lo cual ha reducido los rangos de seguridad para un vial de estas características. Se ha convertido en una 'trampa' para los conductores, que tienen que extremar la precaución, en tanto que la velocidad se ha limitado en muchos tramos a 80 kilómetros por hora. Pese a ello, los usuarios no se libran de los botes y sacudidas de sus vehículos por las irregularidades de la calzada.

En la mayor parte de los 25 kilómetros que longitud de la autovía proliferan las señales de aviso de badenes a causa de los desniveles del terreno, lo cual hace muy incómoda la circulación, que aumenta en estas fechas veraniegas. Este vial tiene pendiente su continuación hasta Santomera y la A-7 a través de un convenio con el Gobierno central. Antes conectará con la autovía del Reguerón, actualmente en construcción, para acceder a Murcia.

La Consejería de Fomento e Infraestructuras informó a 'La Verdad' de que ha tomado las primeras medidas señalizando los tramos en peor estado. Tiene previsto «acometer una actuación de conservación integral de la vía para seguridad de los usuarios», informó su portavoz. «El Gobierno regional ya ha adoptado las primeras actuaciones para reparar su estado, además de reducir la velocidad como medida preventiva para la seguridad de los conductores», explicó. «Desde la Consejería de Fomento estamos realizando un estudio en profundidad para determinar las causas que han producido el estado actual de la carretera, y tener la información necesaria para redactar un proyecto de reparación completo, que se planificará e incluirá en los presupuestos», apostilló.

La Comunidad reparará con urgencia las zonas en peor estado y después hará una reforma integral

El departamento de Díez de Revenga indicó que «de manera inmediata se van a reparar las deformaciones, baches y zonas agrietadas más urgentes, sin perjuicio de la necesidad de acometer una actuación mayor».

Parcheos continuos

Apenas tres años después de su apertura al tráfico, en diciembre de 2009, la autovía mostró los primeros desperfectos con el hundimiento del firme, que la Consejería atribuyó a las características del terreno y a la orografía de la zona. Otras fuentes técnicas lo achacan directamente a deficiencias en el diseño y en la construcción. La obra se ejecutó en menos de dos años, con un coste de 110 millones de euros.

La Consejería tuvo que realizar reparaciones y parcheos en los años 2012, 2014 y 2017, que no evitaron que se agravara el deterioro de la infraestructura. Los tramos en peor estado corresponden a la subida y bajada del puerto, en Zeneta y Cañadas de San Pedro, así como en Sucina, en los que se aprecian badenes con señales de rozaduras de los bajos de los vehículos.

Hace dos años, el partido Ciudadanos exigió al Ejecutivo regional, a través de una moción en la Asamblea, que se realizaran peritajes para determinar las causas de los hundimientos, y advirtió de posible accidentes. Indicó que el deterioro «no es propio» de una vía de rápida de estas características. La Consejería contesta que está realizando dicho estudio.

Más noticias