La Audiencia archiva los cargos contra Megías por la rehabilitación del Casino

Juan Antonio Megías /Guillermo Carrión/ AGM
Juan Antonio Megías / Guillermo Carrión/ AGM

El tribunal rechaza que decidiera sobre los pagos al intermediario Renato del Noce, que se embolsó 2,5 millones de los fondos para recuperar el edificio

Ricardo Fernández
RICARDO FERNÁNDEZ

Juan Antonio Megías, presidente del Casino de Murcia, acaba de ser exculpado por la Audiencia Provincial de cualquier implicación en los hechos, presuntamente delictivos, que se produjeron en torno a la rehabilitación del emblemático edificio y que un juzgado de Murcia lleva años investigando en una pieza separada del 'caso Umbra'.

En un auto que ayer fue notificado a las partes, el tribunal asume en gran medida los argumentos exculpatorios planteados en un recurso por el letrado Aurelio Llanes, quien asumió la defensa de Megías cuando este se vio imputado por supuesta malversación de fondos públicos en 2014. En aquel momento, el titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Murcia, David Castillejos, puso de relieve que el presidente del Casino había suscrito en enero de 2005 un contrato con el ingeniero Renato del Noce, en el que le garantizaba presuntamente el cobro del 10% de la financiación que consiguiera para la rehabilitación del histórico inmueble, así como otro 10% sobre el presupuesto total de las obras.

En virtud de ese compromiso, el conseguidor de origen italiano habría acabado percibiendo dos millones de euros de los fondos para reformar el Casino, a los que además hubo que sumar otro medio millón en concepto de IVA. En suma, la cuarta parte de todo el dinero reservado para llevar a buen término el proyecto de rehabilitación.

En la resolución notificada ayer, los magistrados de la Audiencia Provincial admiten la existencia de tal contrato, pero rechazan rotundamente que efectuar gestiones para conseguir la financiación necesaria para recuperar el Casino «pueda revestir ilicitud penal».

Los fondos fueron aportados finalmente por unas promotoras que impulsaban un convenio urbanístico en el norte del municipio y que, a cambio de mayor edificabilidad, se comprometieron a compensar al municipio con diecisiete millones de euros. De esa cuantía, diez millones se destinaron al Casino, de los que se dedujeron los pagos a Del Noce.

«La forma o el modo en que se abonaran dichas retribuciones, que fueron asumidas por las mercantiles promotoras, es una cuestión ajena a Megías», señala el tribunal, quien afirma que solo cabe el archivo de los cargos en su contra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos