Cultura sí examinará el estado del acueducto de Los Arcos sobre la Rambla de las Zorreras

Imagen que presenta el acueducto de Los Arcos sobre la Rambla de las Zorreras. /Huermur
Imagen que presenta el acueducto de Los Arcos sobre la Rambla de las Zorreras. / Huermur

La denuncia de Huermur por el abandono del BIC lleva a la Consejería a abrir un expediente y a ordenar una inspección

JUAN RUIZ PALACIOS

La Consejería de Cultura anunció este jueves, tras asegurar que no iba a acometer actuación alguna en el acueducto de Los Arcos sobre la Rambla de las Zorreras de Alcantarilla, que enviará a un técnico a la zona para evaluar la dejadez y el abandono que denunció Huermur el pasado martes en este entorno, catalogado como Bien de Interés Cultural.

En un primer momento, la Comunidad explicó ayer a 'La Verdad' que este espacio fue restaurado hace un año. «Por el momento no hemos recibido denuncia alguna de la entidad conservacionista», apuntaron fuentes de Cultura. Añadieron que, «en cualquier caso, la competencia en ese entorno es de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS)». Un portavoz de la CHS señaló que «no nos corresponde a nosotros actuar. Hablamos de un BIC, y es potestad de la Comunidad».

Sin embargo, poco después la Consejería reculó y anunció que sí que había recibido la denuncia. «Ha llegado hoy y ya hemos abierto un expediente. Un técnico de Cultura se desplazará a la zona para evaluar el estado que presenta este espacio», apuntaron.

Cultura emitirá un informe, tras la supervisión del técnico, a la Junta de Hacendados de la Huerta de Murcia. «Es el organismo que tiene en propiedad el acueducto y que ya hizo un esfuerzo hace un año restaurando el entorno», matizaron desde Cultura.

Tal y como adelantó este diario el pasado miércoles, Huermur lamentó «la dejadez que sufre esta espectacular infraestructura hidráulica de la huerta de Murcia, ya que desde que se intervino en 2017 para intentar ponerla en valor, las obras de restauración nunca se han terminado, y ahora este BIC está totalmente abandonado». La organización criticó, además, que «este acueducto está plagado de maleza, basuras, pintadas, roturas y un estado generalizado de abandono, que no garantiza de esta forma el cumplimiento de la Ley de Patrimonio Cultural, que obliga a sus propietarios a una correcta conservación y a custodiarlo y protegerlo para asegurar su integridad y evitar su destrucción». La Consejería anunció entonces que la Junta de Gobierno había destinado «casi 100.000 euros de subvención al Ayuntamiento de Alcantarilla, en régimen de concurrencia competitiva, para la restauración de acueducto y su entorno». Ayer, las mismas fuentes puntualizaron que se referían a la Noria y su acueducto, y no al de Los Arcos sobre la Rambla de las Zorerras.