Adif se compromete a meter el AVE en Murcia a partir de 15 meses

La estación del Carrmen de Murcia, que quedará soterrada./NACHO GARCIA
La estación del Carrmen de Murcia, que quedará soterrada. / NACHO GARCIA

La sociedad estatal adjudica mañana las obras pendientes, con una cláusula de «obligado de cumplimiento» para soterrar la estación en ese plazo

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Las constructoras tendrán que atender una cláusula de «obligado cumplimiento» para que la estación de Murcia esté parcialmente soterrada en un plazo de quince meses, con el fin de que esté preparada para recibir el AVE. Ese plazo empezará a contar desde el inicio de las obras, según figura en el contrato que mañana adjudicará el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) para completar el soterramiento.

El orden del día del Consejo de Administración de Adif prevé la adjudicación del contrato a la UTE formada por Ferrovial Agromán S.A y Acciona Construcción S. A, ambas al 50%, con un precio final de 192 millones de euros. Es el consorcio que quedó preseleccionado en noviembre, al presentar la oferta económica más ventajosa sobre un presupuesto de licitación inicial de 290 millones de euros.

Este consorcio está preparado desde hace meses para iniciar los trabajos, que se han retrasado debido a la polémica tramitación de la adenda del convenio que compromete a las tres administraciones que forman la Sociedad Murcia Alta Velocidad. Sobre esta recae la financiación al cien por cien de las obras.

El soterramiento pendiente comprende los subtramos entre la estación y Barriomar, y el siguiente hasta Nonduermas, con unos plazos de ejecución de 36 y 27 meses respectivamente. En el primer subtramo se incluye «una fase de puesta en servicio intermedia de llegada soterrada a la cota -8 metros que debe producirse en un plazo de 15 meses desde el inicio de las obras de obligado cumplimiento», especifica el contrato.

La adjudicación se iba a producir en diciembre del año pasado, pero se ha retrasado cinco meses, lo cual no ha sido obstáculo para que se mantenga esta cláusula de 15 meses para acometer la fase intermedia, lo cual meterá más presión a las empresas constructoras para cumplir con el objetivo político del PSOE y del Ministerio de Fomento.