https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

El regreso de la foca monje

Dos ejemplares subadultos de foca monje./M. A. CEDENILLA / CBD-HÁBITAT
Dos ejemplares subadultos de foca monje. / M. A. CEDENILLA / CBD-HÁBITAT

El Ministerio para la Transición Ecológica prepara la reintroducción en Fuerteventura de este mamífero marino extinguido en España

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

2019 puede ser el año en el que la foca monje ('Monachus monachus') regrese a aguas españolas después de la desaparición del último ejemplar a comienzos de los años ochenta del siglo pasado. El Ministerio para la Transición Ecológica está ultimando los trámites para reintroducir esta especie en la isla canaria de Fuerteventura, el lugar que los científicos han considerado más adecuado: en el Parque Natural de Jandía, este mamífero marino en peligro crítico de extinción dispondrá de alimentación abundante en un tramo costero amplio y bien conservado.

La nueva población se foca monje se formará con ejemplares traídos desde Cabo Blanco (Mauritania) que vivirán en un entorno tranquilo: la escasa densidad humana, el turismo respetuoso con el medio ambiente y el carácter artesanal de la pesca (está prohibido el arrastre y el uso de redes de enmalle) reducen al mínimo sus amenazas. El de Fuerteventura será además un grupo estratégico para la conservación de la especie a nivel global, pues constituirá un puente genético entre su enclave de origen en Cabo Blanco, donde se encuentra la colonia más importante del mundo, y la población de Madeira (Portugal), según se recoge en el Plan de Acción para la Conservación de la Foca Monje del Mediterráneo en el Atlántico Oriental.

Persecución humana

Técnicos del Ministerio han presentado hoy en Fuerteventura a representantes del Cabildo y del Gobierno de Canarias el estudio de viabilidad demográfica, el paso previo para que el Ejecutivo canario elabore el proyecto definitivo para la reintroducción de esta especie en el archipiélago, donde se extinguió hace décadas debido a la persecución humana. La estrategia de reintroducción de la foca monje deberá ser aprobada después por la Comisión Estatal del Patrimonio Natural y la Biodiversidad y la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente.

Mauritania cederá a España una cantidad aún indeterminada de individuos de foca monje (podrían ser 36 a lo largo de diez años) en virtud de un acuerdo firmado en 2015 que también incluye la recuperación de cuatro antílopes sahelo-saharianos en el país africano.

La foca monje ha sido relativamente abundante en el Mediterráneo y el Atlántico norteafricano, pero comenzó a decaer a principios del siglo XX por la creciente presión humana en las zonas desiertas del litoral donde se refugiaba. En España, la última colonia sobrevivió en Cabo de Gata (Almería) hasta los años sesenta, una década más tarde solo había cinco ejemplares localizados y en los años ochenta desapareció el último individuo. En el Mediterráneo aún sobrevive en Croacia, Grecia y Turquía, junto a unos pocos ejemplares en Argelia y Marruecos.

Una 'Monachus' en Mazarrón

Hay varias citas de la especie en Mallorca en 2008, pero la 'Monachus monachus' aún no ha conseguido recuperar los islotes y acantilados desiertos que solía ocupar. La costa española está plagada de topónimos que recuerdan la presencia de la foca monje, como Isla de Lobos (Canarias) o Cueva Lobos, en Mazarrón (Murcia), donde los más viejos del lugar aún recuerdan a la que se escondía en un peñasco a tiro de piedra de Cala Amarilla en los años cincuenta.

La foca monje es la tercera especie extinta, después del ibis eremita y el grévol, que se intenta reintroducir en España. Solo pueden ser recuperadas las que estén incluidas en el primer Listado de Especies Extinguidas en Estado Silvestre en España, que aprobó la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente el pasado 26 de junio. Una relación de 32 'fantasmas' de la naturaleza que incluye, entre otros, a la foca monje del Mediterráneo, la ballena franca y el lince europeo o boreal, y peces como el esturión europeo y la lamprea de río, así como aves como el pigargo europeo, el grévol y el torillo andal, además de diecinueve plantas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos