https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

El Centro de Recuperación de Fauna recibe 2.565 tortugas moras en cuatro años

Tortugas moras en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre. La foto es de archivo. / a. durán / agm
Tortugas moras en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre. La foto es de archivo. / a. durán / agm

La reforma legal que convirtió en delito la tenencia de este reptil amenazado provocó un aluvión de entregas que comienza a remitir

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Desde que tener una tortuga mora en casa es delito y no solo una falta administrativa -30 de marzo de 2015-, más de 2.500 ejemplares han sido depositados en el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de El Valle (Murcia). Concretamente, 2.565 en los últimos cuatro años, según los datos facilitados a 'La Verdad' por la Consejería de Empleo, Universidades, Empresa y Medio Ambiente. La amenaza de la ley provocó un aluvión de entregas por parte de particulares que ya comienza a remitir, aunque nadie duda de que miles de estos reptiles siguen cautivos en patios, jardines y terrazas. Según un estudio de la Universidad Miguel Hernández de Elche, el 64% de las personas que viven en zonas de distribución de la especie en el Sureste de la península -sierras litorales y prelitorales de Águilas, Lorca y Puerto Lumbreras, así como varios enclaves de Almería- las han tenido en sus hogares como mascotas, arrebatadas directamente de su hábitat. La 'Testudo graeca' tiene otras dos poblaciones en España: en Doñana y Calviá (Mallorca).

La gran mayoría de estas tortugas proceden de cautividad (1.994) y fueron entregadas directamente por particulares (1.722). Lorca es el municipio que más ejemplares ha aportado en estos cuatro años (885), seguida de Murcia (599), Águilas (217) y Cartagena (174).

2015
745 tortugas moras (desde el mes de abril).
2016
657.
2017
767.
2018
385.
2019
11 (hasta el mes de abril).

2017 fue el año en el que más ejemplares se depositaron en el CFRS (767), instalaciones donde solo han llegado once en los primeros cuatro meses de este año. De las 2.565 recibidas hasta ahora, algo más de mil pudieron ser recuperadas para trasladarlas a unos cercados de semilibertad donde acabarán sus días -allí se separan por sexos para que no puedan criar-. Más de mil murieron, según los datos de Medio Ambiente, y 174 tuvieron que ser sacrificadas por presentar algún tipo de enfermedad contagiosa. Este es el motivo por el que las tortugas procedentes de cautividad no deben ser liberadas en el medio natural bajo ningún concepto: habitualmente sufren rinitis crónica, una afección que puede poner en peligro a las poblaciones silvestres. Sin embargo, dieciséis fueron devueltas a la naturaleza porque se encontraban en perfecto estado, y más de trescientas han sido donadas a otras instituciones, o empleadas en programas de educación ambiental.

Plan de recuperación

La tortuga mora está calificada como especie vulnerable en la Región de Murcia, y en peligro de extinción en el conjunto de España. La Comunidad Autónoma dispone de un borrador de plan de recuperación que comenzará a tramitar «en breve». Este documento es fundamental para conocer cuántas quedan y en qué condiciones. Sus principales amenazas son la destrucción y fragmentación del hábitat por la agricultura y la construcción, los incendios y la extracción del medio natural para adoptarlas como animales de compañía. De hecho, algunos estudios sugieren que hay más tortugas moras en cautividad que en el campo.

Abril es un buen mes para salir al encuentro de uno de los habitantes más especiales de los espacios naturales de la Región: si tiene la suerte de encontrarse con una tortuga mora arrastrándose discreta, a trancas y barrancas, recuerde que donde debe estar es precisamente donde la está viendo: en la naturaleza.

'Los pies en la tierra', el blog del medio ambiente:
laverdad.es/lospiesenlatierra