https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Andoni Canela entre fieras

Un jaguar en el Amazonas./ANDONI CANELA
Un jaguar en el Amazonas. / ANDONI CANELA

El fotógrafo y documentalista rastrea por todo el mundo a ocho felinos emblemáticos para alertar sobre los peligros que amenazan a estos animales

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

En España nadie sabe tanto de fotografiar animales salvajes como Andoni Canela (Tudela, 1969). Su objetivo ha capturado osos, lobos, linces, águilas imperiales y todo bicho ibérico viviente, pero también ha recorrido los cinco continentes en busca de otras grandes bestias, como bisontes, elefantes y cocodrilos. Después de emocionarnos con 'El viaje de Unai' (2016), la película en su día nominada a los Goya que relata ese periplo acompañado por su familia, el periodista y documentalista ultima un nuevo proyecto, 'Panteras', en el que rastrea a ocho felinos para alertar del peligro que corren estas especies, tan bellas como amenazadas: león, tigre, leopardo, jaguar, leopardo de las nieves, puma, guepardo y lince ibérico.

'Panteras. Grandes felinos, un futuro incierto' es una iniciativa multimedia, con el apoyo de WWF, que incluye un libro de gran formato (en estos momentos en plena campaña de crowdfunding), una película para cine (producida por Wanda Natura), una web con vídeos, fotos y textos (www.panteras.org) y reportajes en National Geographic y La Vanguardia. Durante tres años, Andoni Canela ha rastreado a estos representantes del género 'pantera', en un periplo que ha combinado éxitos (no hay más que ver las fotografías) con decepciones: fotografiar un leopardo de las nieves a 5.000 metros en el Himalaya no es llegar y hacer click precisamente. Ni sorprender a un jaguar en los humedales amazónicos.

«Para documentar esta problemática en imágenes es necesario no escatimar esfuerzos: seguimiento de huellas y rastros, largas caminatas, tiempos de espera y preparación de estrategias de acercamiento (redes de camuflaje, escondites fotográficos, largos teleobjetivos, cámaras de control remoto). Cada viaje supone logros y fracasos, momentos de enfado, tristeza, abatimiento... pero también de esperanza: los más de 600 linces que viven hoy en la península ibérica son la prueba de lo mucho que podemos hacer para que los grandes felinos sigan compartiendo el planeta con nosotros», relata el autor.

El fotógrafo y documentalista Andoni Canela.
El fotógrafo y documentalista Andoni Canela. / RTVE

Andoni Canela, siempre con la cámara en la mano y 'pensando' a través del objetivo, disfruta en contacto con la naturaleza. La ama y le preocupa. Así que 'Panteras' no solo es un reto profesional, sino un trabajo con el que llama la atención sobre la complicada existencia de los grandes felinos, soberbios depredadores en la parte más alta de la pirámide de la vida que solo tienen un enemigo: nosotros mismos.

«El atractivo de los grandes felinos es evidente. Son unos animales de indiscutible belleza, figura esbelta y pelaje llamativo. Todos ellos comparten la elegancia de los movimientos, una agilidad extraordinaria y su condición de grandes depredadores. Son, además, una pieza vital en los ecosistemas donde viven. Pero, sobre todo, destaca su precario estado de conservación: la intensa persecución que sufren podría llevarlos a desaparecer», advierte el fotógrafo y naturalista navarro. 'Panteras' es su contribución para evitarlo.

Algunos datos, preocupantes, sobre los grandes felinos del planeta, relatados por el propio Andoni Canela.

Guepardo. Se estima que viven menos de 7.000 guepardos en libertad, en un hábitat que en medio siglo se ha reducido un 90%. En Asia prácticamente han desaparecido (quedan menos de 300 ejemplares) y en África se enfrentan al problema de la caza y el comercio ilegal (los cachorros son destinados a Oriente Medio como mascotas y la especie es víctima del tráfico de pieles).

León. La población mundial de leones ha descendido alrededor del 40% en los últimos 20 años. Hoy solo quedan unos 20.000 en estado salvaje, de los cuales menos de 4.000 son machos adultos. Los conflictos con los humanos, la disminución de sus presas, la destrucción de su hábitat y la caza ilegal contribuyen a que cada año las cifras retrocedan.

Jaguar y puma. Los grandes felinos americanos, tienen una amplia distribución, pero su número también desciende peligrosamente. El puma vive en zonas montañosas y estepas, mientras que el jaguar depende de las selvas tropicales. Estas, al igual que los propios jaguares, se ven mermadas cada año sin que se vislumbre el modo de detener semejante destrucción.

Leopardo. Es el felino más adaptable de todos, vive en África y Asia, a veces muy cerca del ser humano y del ganado, circunstancia que provoca que sea perseguido y matado por la competencia directa con el hombre.

Tigre. El principal motivo de su desaparición es la caza furtiva; los humanos van tras sus huesos, su carne y su piel.

Pantera de las nieves. También está en peligro. Vive en las altas montañas en torno al Himalaya y en Asia Central, y su población se estima entre 5.000 y 8.000 ejemplares; sufre la caza indiscriminada y el acoso a su hábitat.

Lince ibérico. A nivel mundial es la especie más amenazada. Solo vive en España y Portugal, con poco más de 600 ejemplares en libertad. En 2002 eran menos de 100, y el riesgo de extinción llegó a su punto más preocupante a finales de la década de 1990.