https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Magia en Los Mayorales

Un paseo en Águilas por esta sierra prelitoral entre tortugas, perdices, águilas y arañas lobo

Una de las dos tortugas moras que nos salieron al paso en Los Mayorales./M. A. R.
Una de las dos tortugas moras que nos salieron al paso en Los Mayorales. / M. A. R.
Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

En mi Semana Santa tenía marcada una fecha en rojo: el miércoles 17, día de las vacaciones familiares destinado a dar un largo paseo por el campo. Nada del otro mundo salvo que intentes hacerte acompañar por tus hijas de 16 y 9 años y que además comuniques el plan a bocajarro, preparando la mochila y sin dar opciones a una negativa. Sin tablet ni Instagram. Sí o sí. Y sin mentiras piadosas: diez kilómetros, quizá alguno más, a través de ramblas, caminos y viejas sendas de arrieros por Los Mayorales, una sierra prelitoral visible desde cualquier punto de Águilas (la que está coronada por antenas de telecomunicaciones en una cumbre que los lugareños llamamos el Repetidor).

Cero ganas por su parte, así que tiré de viejos trucos: «Quizá os parezca una montaña pelada, pero está llena de vida: veremos águilas, perdices, tortugas moras y quizá algún zorro. Incluso puede que jabalíes». Sus caras de incredulidad me obligaron a emplearme a fondo: «Es un espacio protegido a nivel europeo, incluido en la Red Natura 2000 y en la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) Almenara-Moreras-Cabo Cope...».

Ninguna respuesta a estos estímulos, por lo que tuve que negociar: «¿Qué os parece si ponemos un precio a cada bicho que veamos?». Y entonces comenzamos a entendernos. Esta es la lista que nos salió:

Lagartija: 1€

Lagarto ocelado: 2€

Perdiz: 3€

Tortuga mora: 5€

Águila perdicera: 10€

Jabalí: 15€

Zorro: 20€

Águila real: 25€

La 'lista de la compra' campestre.
La 'lista de la compra' campestre. / M. A. R.

Las perdices (seis, tres parejas en otros tantos puntos de la ruta) salieron pronto al paso en una mañana espectacular: dieciséis grados de temperatura y la maquia mediterránea exuberante de aromas y en flor. Tejoneras en las ramblas, palomas torcaces entrando y saliendo de casas en ruinas (¿quiénes vivieron allí, qué fue de ellos?) y la sensación de que las chicas se lo estaban pasando bien.

En la zona de cumbres nos salió al paso quien menos me esperaba, el águila perdicera, y la araña lobo (la tarántula mediterránea), que no estaba en la lista, la valoramos sobre la marcha en 4€.

Araña lobo (o lero).
Araña lobo (o lero). / M. A. R.

Y casi al final de la excursión se hizo la magia con la aparición de dos tortugas moras, uno de los animales más singulares y representativos de la Región de Murcia (quizá el que más), que mis hijas han aprendido a apreciar en su entorno frente a la funesta tradición, felizmente superada, de recogerlas del campo para que malvivan en patios y terrazas. Por cierto, una práctica tipificada como delito desde el verano de 2015.

No tan lentas como creen quienes nunca las han visto en la naturaleza y con sus caparazones relucientes (al contrario de las que se arrastran tristemente en cautividad), los dos ejemplares de 'Testudo graeca' se ocultaron bajo unas albaidas después de subir una ladera como si fueran dos pequeños tractores.

La excursión me salió por 42€, pero las crías disfrutaron tanto que pude negociar una quita. :-)

PD. Este post es una versión ampliada de un hilo que subí a Twitter la semana pasada.