Macron culpa a Bolsonaro de la destrucción de la Amazonía

Emmanuel Macron. /Efe
Emmanuel Macron. / Efe

El presidente se muestra dispuesto a vetar el acuerdo UE-Mercosur si el líder brasileño mantiene su desidia a la hora de proteger la selva

MARCELA VALENTEBuenos Aires (Argentina)

Las llamas sin control que arrasan la Amazonía brasileña llegaron hoy a las puertas de la cumbre del G7. En vísperas de la reunión, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, acusó a su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, de «mentir» al asumir compromisos de defensa del medio ambiente y advirtió de que en esas condiciones su país se opondrá al acuerdo entre la UE y Mercosur. Bolsonaro respondió a Macron acusándole de tener mentalidad «colonialista» mientras su Gobierno analiza enviar a las Fuerzas Armadas a combatir el fuego.

El jueves Macron colgó en las redes sociales un mensaje que alertaba del peligro. «Nuestra casa arde. Literalmente. La Amazonía, el pulmón de nuestro planeta que produce el 20% del oxígeno, está en llamas», remarcó. «Es urgente» tratar el asunto en Biarritz, añadió. En su opinión, el caso debe ser considerado una «crisis internacional».

Bolsonaro respondió que Macron «utilice una cuestión interna de Brasil y de otros países amazónicos para ganancias políticas personales». Dijo que el tono «sensacionalista» del líder galo, que ilustró su mensaje con una fotografía de hace quince años, «no contribuye a solucionar el problema» y le advirtió de que su sugerencia de tratar el tema en un foro sin la participación de los países directamente involucrados «evoca su mentalidad colonialista».

Este viernes, mediante un comunicado, París acusó a Bolsonaro de «mentir» en la cumbre del G20 en Osaka cuando se comprometió a defender la Amazonía, y anunció que en esas circunstancias Francia no firmará el acuerdo UE-Mercosur. El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, se sumó a la amenaza. Dijo que no hay «ninguna opción» de que su país vote ese acuerdo si Brasil no cumple sus compromisos. Entretanto, el ministro de Economía de Finlandia, Mika Lintila, sugirió bloquear importaciones de carne bovina brasileña. Y Alemania y Canadá respaldaron la iniciativa de tratar el tema de manera «urgente» este sábado.

Respuesta de los militares

Las advertencias europeas avivaron el fuego en Brasil. El excomandante del Ejército (2015-19), general Eduardo Villas Boas, consideró que Francia ha protagonizado un «ataque directo a la soberanía» del país. El asesor en seguridad del Gabinete de Bolsonaro reprochó las pruebas nucleares galas realizadas entre 1966 y 1996, y consideró que la intromisión «traspasa los límites de lo aceptable en la dinámica de las relaciones internacionales».

Apenas más cauto, el actual comandante del Ejército, general Edson Leal Pujol, resaltó la soberanía brasileña sobre la Amazonía y advirtió que sus soldados «están atentos a cualquier tipo de amenaza». Bolsonaro admitió que su Gobierno analiza un eventual decreto que permita trasladar a militares para combatir el fuego.

 Según el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales hay más de 72.000 incendios concentrados en la Amazonía, el mayor bosque tropical del mundo. Los ecologistas denuncian que el Ejecutivo promueve la quema de bosques para la expansión agrícola-ganadera. Bolsonaro, por su parte, acusa a las entidades ecologistas de estar detrás del fuego. Según sostiene, las ONG son «las mayores sospechosas» por el desastre, que ya se percibe en el norte de Argentina.