'Dorian' convierte el paraíso de Bahamas en un infierno

Imagen aérea, tomada por un helicóptero humanitario, que muestra la destrucción que ha dejado el huracán en las islas Bahamas. / EFE

El huracán acaba con la vida de cinco personas y deja más de 60.000 damnificados tras cebarse con el archipiélago durante dos días

CAROLINE CONEJERONueva York

El huracán 'Dorian' inició anoche su desplazamiento hacia Estados Unidos, reducido ya a categoría 2. La mayor parte de su ira la ha descargado en el archipiélago de Bahamas, azotado sin piedad durante dos días. Tras de sí ha dejado cinco muertos y una estela de destrucción total en las islas de Ábaco y Gran Bahama.

Con una lentitud exasperante de 1 a 2 kilómetros por hora, el huracán más fuerte que azotado Bahamas desde que existen registros, destrozó la casi totalidad de las infraestructuras y los hogares. La población sólo se vio aliviada a última hora de este martes, cuando 'Dorian' comenzó a encaminarse hacia el noroeste, en dirección hacia la costa norteamericana. Fue en entonces cuando los equipos de rescate pudieron ayudar a las 47.000 personas damnificadas en la isla principal de Gran Bahama y a las 14.000 afectadas en la vecina Ábaco.

Gran Bahama, sometida al cruel anillo del ojo del huracán con vientos de categorías 5 y 4 durante más de 36 horas, quedó totalmente sumergida bajo las grandes olas que invadieron gran parte de su territorio, generando inundaciones de proporciones bíblicas. Sus escasos doce metros por encima del nivel del mar no impidieron que las crecidas de agua de entre 4 y 5 metros provocaran daños catastróficos, con zonas irreconocibles por la destrucción masiva de viviendas, carreteras, establecimientos y el aeropuerto internacional Freeport.

Las autoridades recogieron un exorbitante número de llamadas en petición de ayuda de personas atrapadas en sus viviendas. Además, una estación de radio recibió más de 2.000 mensajes de residentes en situación desesperada, incluidos los casos de un bebé de cinco meses aislado en un tejado y de una abuela con seis nietos que se vio obligada a hacer un agujero en el techo de su casa para poder escapar de la violenta crecida del mar. Al menos dos refugios públicos establecidos por las autoridades para afrontar el huracán sucumbieron también. La desesperación iba en aumento a medida que acercaba la noche de este martes y el agua no desaparecía.

«Tragedia histórica»

El primer ministro, Hubert Minnis, calificó a 'Dorian' como una «tragedia histórica» en el norte del archipiélago de Bahamas, una nación de 400.000 habitantes repartidos en unas 700 islas. Minnis destacó la extensa y «sin precedentes» devastación en Ábaco, así como la seria desesperación de los residentes de Gran Bahama que aún no habían sido rescatados y precisaban de asistencia médica urgente. Las primeras estimaciones revelan la existencia de unas 13.000 viviendas destruidas o severamente dañadas.

A pesar de haberse degradado a categoría 2, 'Dorian', a una velocidad de 3 kilómetros por hora, se desplazaba anoche hacia las costas de Florida, Carolina del Sur, Georgia y Virginia, donde millones de residentes han sido puestos bajo aviso o sometidos a órdenes de evacuación. Los pronósticos prevén la inmediata llegada de vientos sostenidos de 185 kilómetros por hora e inundaciones. Se estima que 'Dorian' permanecerá con fuerza de huracán el resto de la semana en su trayectoria hacia el norte y llegaría a Nueva York, ya con categoría 1, el sábado.

Más información: