India crea tribunales «amigos de la infancia» para juzgar casos de tráfico infantil

La trata de personas en India./Reuters
La trata de personas en India. / Reuters

El país ha invertido 1.307 millones de euros en el proyecto

REUTERSIndia

Radha tenía apenas 13 años cuando tuvo que testificar en un juicio abierto contra las personas que la obligaron a prostituirse en India. ¿Por qué no intentaste suicidarte? ¿O huir? fueron algunas de las preguntas a las que la joven intentó responder.

«Me estaba asustando con las preguntas. Estaba tratando de responder cuando el juez le dijo al abogado que eran cuestiones inapropiadas para una niña pequeña como yo», ha declarado.

Las víctimas de la trata de personas en India se han enfrentado durante mucho tiempo a situaciones similares, si es que su caso llega a los tribunales. Pero el caso de Radha, que terminó con una condena y una sentencia de 10 años de prisión para los culpables, fue inusual.

Su caso, que terminó con una condena y una sentencia de 10 años de prisión para los culpables (hecho inusual), fue juzgado por uno de los primeros tribunales amigos de la infancia en Beed (Maharashtra), creado como parte de una campaña para reducir el trauma que sufren las víctimas durante los juicios.

En los últimos años, los tribunales han condenado a cadena perpetua a los traficantes de personas, han denegado la libertad bajo fianza, han grabado los testimonios de las víctimas en videoconferencias y, en algunos casos, han ordenado que se indemnice a las víctimas incluso antes de concluirse el juicio. Todo ello teniendo en cuenta la Ley de Protección de los Niños contra los Delitos Sexuales del país (POCSO) vigente desde 2012, que garantiza el anonimato de las víctimas y prevé un castigo más severo para los delincuentes.

El proyecto de ley contra la trata que se encuentra en el Parlamento, incluye una disposición para que los tribunales especiales de cada distrito puedan tramitar los casos con rapidez. «Las víctimas todavía corren el riesgo de encontrarse con sus presuntos traficantes en los tribunales», ha señalado el abogado Debashish Tandon, que asegura que solo uno de cada cuatro casos termina en condena, puesto que las propias víctimas retiran las denuncias después de haber sido intimidadas por los traficantes durante el largo proceso de juicio.

Financiación para crear más tribunales

En 2015, India destinó casi 100.000 millones de rupias (1.307 millones de euros) para crear tribunales adicionales. Sin embargo, se desconoce qué cantidad de la subvencionada se ha empleado hasta ahora.

Maharashtra comenzó a utilizarlos en 2017 para rediseñar algunas salas de audiencias y hacer funcionales a doce tribunales de vía rápida. No obstante, sigue estando muy lejos de su objetivo de mejorar 453 complejos judiciales del estado.

Las víctimas siguen tachando de insensible y desenfrenado el lenguaje de los abogados. «Nos apresuramos a crear categorías específicas de delitos en la ley, pero no estamos creando una infraestructura judicial adecuada», ha lamentado Girja Shankar Bajpai, directora del Centro de Criminología y Victimología de la Universidad Nacional de Derecho del país.

En Beed, los índices de condenas han aumentado un 60% después de las reformas impuestas por el tribunal, ha asegurado Prachi Kulkarni, juez principal de la corte de Beed. «Fuimos los primeros en Maharashtra en hacer los cambios, después de Nueva Delhi». «Es un logro sorprendente para una zona tan empobrecida», ha reconocido orgullosa.