Justin Bieber pasa por el altar tras superar su depresión

Bieber ha compartido esta imagen en sus redes sociales para recordar los inicios de su relación. / INSTAGRAM
Bieber ha compartido esta imagen en sus redes sociales para recordar los inicios de su relación. / INSTAGRAM

El cantante canadiense selló su amor con Hailey Baldwin en una ceremonia religiosa tras casarse en secreto por lo civil hace un año

S. ZAMORA

Justin Bieber y Hailey Baldwin se dieron el 'sí quiero' en una ceremonia religiosa, que tendrá lugar en un lujoso hotel de Carolina del Sur. Todo está preparado en la 'Sommerset Chapel' (una capilla con capacidad para 185 invitados), situada en Palmetto Bluff, un enorme complejo privado frente al río May.

La pareja, que se casó hace un año por lo civil, quiere ahora tirar la casa por la ventana y compartir con familia y amigos el amor que se profesan desde que eran adolescentes. Sin embargo, la celebración religiosa y la fiesta se han ido aplazando por problemas de salud del cantante canadiense. En principio, el enlace estaba previsto para el mes de marzo, días después de que Bieber cumpliera 25 años. Pero la depresión que arrastraba desde hacía unos meses como consecuencia de su fama lo ha ido retrasando. Hasta ahora, cuyas invitaciones de boda marcan el 30 de septiembre como el gran día. «Estamos honrados de tenerte con nosotros en este día tan especial», rezan las tarjetas con ilustraciones de cómic.

Amor de juventud

Aunque Hailey (22 años) y Justin (25 años) se conocen desde hace años, su relación no empezó oficialmente hasta 2016. Sin embargo, ese mismo año rompieron. Hailey, sobrina del actor Alec Baldwin, confesó que pasaron malos momentos, pero que consiguieron mantener una situación cordial hasta que retomaron su noviazgo en verano de 2018. En septiembre, se casaban en secreto en un juzgado de Nueva York.

El ídolo juvenil, autor de temas como 'One Time' o 'Baby', se refugió en la religión (Hillsong, una iglesia pentecostal fundada en Australia en 1983) durante su recuperación y contó con el apoyo de su esposa, «a la que necesito, porque soy emocionalmente inestable», declaró Bieber.

Según medios estadounidenses como TMZ, las amigas le organizaron a la novia una despedida de soltera, que tuvo lugar el pasado miércoles en Los Ángeles. Vestida de blanco, la pareja de Bieber lució un llamativo anillo de diamantes, que no pasó inadvertido para las invitadas, entre las que se encontraba la modelo Kendall Jenner.

Entre los detalles que han trascendido de la ceremonia, organizada por Mindy Weiss, (una de las wedding planners favoritas de las estrellas), se sabe que cantaba el artista canadiense Daniel Caesar.