Fútbol sala | ElPozo

Giustozzi acusa al banquillo del Jaén de «hacer el payaso»

Diego Giustozzi, entrenador de ElPozo./Javier Carrión / AGM
Diego Giustozzi, entrenador de ElPozo. / Javier Carrión / AGM

«Los profesionales tienen que poner de su parte para ayudar a los árbitros y evidentemente no la pusieron. Hay que tener códigos en el deporte», añadió el entrenador de ElPozo.

EFE

Diego Giustozzi, entrenador de ElPozo Murcia, ha acusado al banquillo del Jaén Paraíso Interior, al frente del cual está Dani Rodríguez, de «hacer el payaso» y de «generar» un ambiente que «no ayuda a que se vea un partido normal de fútbol sala».

Esas declaraciones tan duras realizadas a la emisora Onda Regional por parte del técnico argentino tras el choque empatado a cuatro en Jaén traerán cola y es que, visiblemente enfadado, no se ha mordido la lengua.

«Una cosa es competir con huevos y con personalidad y otra hacer el payaso», señaló.

ElPozo, que venciendo en tierras andaluzas alcanzaba el liderato de Primera División, dejó escapar esa gran oportunidad tras ir ganando por 2-4 a falta de un par de minutos para que concluyera el encuentro.

Los goles de Fernan, el brasileño Pito y los dos de Andresito no bastaron para sumar los tres puntos y los granas siguen siendo terceros en la tabla, ahora con 23 puntos, los mismos que tiene el Fútbol Club Barcelona y dos menos de los que suma el Palma Futsal.

El conjunto de Giustozzi sólo aprovechó en parte las derrotas del Barça y el Movistar Inter, ambas en casa ante el Industrias Santa Coloma y el Osasuna Magna en una jornada en la que el Palma tampoco pasó del empate en la pista del Levante.

Lo ocurrido en Jaén no gustó al argentino, quien lamentó el empate y la expulsión de Miguelín, capitán del equipo, por enzarzarse con Mauricio, igualmente expulsado, al finalizar la primera parte.

«Fue un partido caliente en el que los profesionales no ayudaron a que fuese un encuentro normal de fútbol sala. Lo que pasó es una consecuencia que se genera desde su banquillo, pues Mauricio con 15 años de profesional no había hecho estas cosas en 13 de ellos y Miguelín es un pedazo de pan. Una cosa es competir con huevos y con personalidad y otra hacer el payaso«, apuntó aludiendo al cuerpo técnico rival.

«Meterse dentro de la cancha, gesticular y encararse con los dirigentes del otro club no es mi forma de proceder», indicó al respecto.

«Los profesionales tienen que poner de su parte para ayudar a los árbitros y evidentemente no la pusieron. Hay que tener códigos en el deporte», añadió.

Por otra parte, Giustozzi valoró «el comportamiento de los jugadores y su manera de competir» y ha lamentado el desenlace.

«Se nos escapó la victoria al final por un desajuste y por faltar Xuxa y Miguelín, dos jugadores muy importantes en esos momentos por su experiencia. Además fallamos en el tercer gol encajado y tuvimos mala suerte en el cuarto. Tuvimos situaciones claras para liquidar el partido con el 2-4, pero me quedo con el orgullo de los jugadores y así llegaremos muy lejos«, señaló.

 

Fotos

Vídeos