Olimpismo

Alejandro Blanco: «Veremos unos Juegos en Madrid sí o sí»

Alejandro Blanco (i), junto a Pavel Pustovoy, embajador de Bielorrusia en España (c), y el judoca Niko Sherazadishvili./COE
Alejandro Blanco (i), junto a Pavel Pustovoy, embajador de Bielorrusia en España (c), y el judoca Niko Sherazadishvili. / COE

El presidente del COE presentó los Juegos Europeos de Minsk junto al judoca Niko Sherazadishvili, campeón del mundo y una de las estrellas de la delegación española

José Manuel Andrés
JOSÉ MANUEL ANDRÉSMadrid

Alejandro Blanco lo tiene claro, «Madrid albergará unos Juegos Olímpicos sí o sí. No hay ciudad en el mundo mejor preparada para albergar unos Juegos». El presidente del Comité Olímpico Español (COE) se refirió al gran sueño deportivo de la capital española en la rueda de prensa de presentación de los Juegos Europeos de Minsk 2019, que contó con la presencia del judoca Niko Sherazadishvili, campeón del mundo y una de las estrellas de una delegación española que estará formada por hasta 150 deportistas de 14 deportes distintos.

«Nuestras expectativas en este momento están en la línea de los tres últimos ciclos olímpicos. Esta es una expedición para tener un gran resultado, aunque menos numerosa que en Bakú, ya que hay menos disciplinas (15 respecto a los 19 de hace cuatro años)», explicó Blanco sobre los objetivos que manejan en el COE en estos Juegos Europeos, que se celebran del 21 al 29 de junio en la capital bielorrusa.

Se trata de la segunda edición de un evento deportivo cuya primera edición tuvo lugar en Bakú, capital de Azerbaiyán, hace cuatro años. «Europa era el único continente que no tenía unos Juegos propios. El objetivo es igualar e incluso superar el éxito deportivo y organizativo de Bakú 2015», señaló el presidente del COE.

«Afrontamos esta competición como una especie de miniJuegos Olímpicos. Me hacen muchísima ilusión el viaje y la concentración con deportistas de muchas disciplinas», explicó por su parte Niko, una de las mayores esperanzas españolas de medalla de oro, que llega en plenitud física después de haber pasado por algún problema de lesiones a principios de año. «La gran preocupación ahora es la de ajustar el pesaje. La parte de nutrición es la más sufrida para mí, puesto que luego disfruto de la competición», añadió el judoca de origen georgiano.

En el caso del judo, los Juegos Europeos supondrán también los campeonatos continentales, por lo que el cartel es de primer nivel en un año preolímpico en el que en agosto también se disputará el Mundial en Tokio, la antesala de los Juegos Olímpicos de 2020 en la capital nipona. «Los Juegos han pasado de sueño a objetivo», señaló el vigente campeón mundial en la categoría de menos de 90 kilos.

Ya en el plano puramente organizativo, Blanco reconoció que existen problemas en la consolidación de los Juegos Europeos: «Hay turbulencias, pero creo que sería un error que su nivel disminuyese, ya que los considero como la antesala de los Juegos Olímpicos. No entran en conflicto con los Juegos del Mediterráneo, pero es importante la ubicación de cada evento en el calendario porque es verdad que hay una cierta saturación».

Blanco no tiene constancia de que ningún país se oponga a los Juegos Europeos, unas reticencias que sí existen en el caso de algunas federaciones continentales de los diferentes deportes, por la coincidencia con los campeonatos europeos de cada disciplina.

Más de 4.000 atletas y 23 disciplinas

Bielorrusia tiene ya la experiencia de haber organizado el Mundial de hockey sobre hielo de 2014, aunque ahora se enfrenta al reto de albergar un evento deportivo que contará 23 disciplinas, 15 deportes y más de 4.000 atletas de hasta 50 países.

«Es un evento de organización compleja y que exige una gran inversión, pero sí que hay ciudades interesadas en organizar los Juegos Europeos», señaló el presidente del COE sobre un acontecimiento deportivo que en palabras de Pavel Pustovoy, embajador bielorruso en España, «está generando una gran expectación entre los ciudadanos bielorrusos ante la llegada de 4.000 atletas y unos 30.000 aficionados para disfrutar de uno de los eventos deportivos del año en Europa».

Ya respecto a la posibilidad de que alguna ciudad española organice en un futuro próximas ediciones de los Juegos Europeos, Blanco explicó que «después de organizar los Juegos Mediterráneos de Tarragona el pasado año, creíamos que era mejor darnos un tiempo». «No tengo duda de que hay ciudades españolas capacitadas para albergar este evento en un futuro», añadió en este sentido.