Selección

Jonny Otto: «Luis Enrique es nuestro jefe, debe mandar y no ser colega»

Jonny Otto en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas/RC
Jonny Otto en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas / RC

El gallego, cedido por el Atlético al Wolverhampton, llega a la absoluta tras estrenar su paternidad: «Son los días más increíbles de mi vida»

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENMadrid

 «Están siendo los días más increíbles de mi vida». Dicen que un hijo viene con un pan bajo el brazo, pero desde el día 29, que marcó un gol y logró la victoria para el Wolverhampton, las buenas noticias se le acumulan a Jonathan Castro Otto, más conocido como Jonny Otto. El pasado jueves fue convocado con la absoluta y cuatro días más tarde fue padre de su primer hijo a los 24 años. Este gallego es un defensa multiusos, fichado por el Atlético del Celta para seis campañas por siete millones de euros, pero cedido al Wolverhampton inglés, que no puede ocultar su origen gallego, ya que su acento le delata. Nos atiende después de su primer entrenamiento con la selección, después de que la Federación Española de Fútbol (FEF) le concediese 24 horas extras para asistir al parto junto a su chica Norma. «Agradecido» por el gesto al cuerpo técnico, con el que coincidió en el Celta, está deseoso porque lleguen los partidos ante Gales y Inglaterra y poder debutar con el '2' a la espalda. «Es difícil meter un gol para un defensa», reconoce.

El polivalente defensa, que coincidió con Luis Enrique y el resto del cuerpo técnico en el Celta, es un diestro que juega en la izquierda y puede ser central

PREGUNTA: Vaya semana que lleva: selección absoluta y paternidad. Mejor imposible en lo profesional y personal.

RESPUESTA: La verdad es que sí, están siendo unos días increíbles en mi vida. Son dos temas muy diferentes pero que tienen poca comparación con todo lo demás. Lo importante es que el parto fue bien y tanto mi chica como el bebé están bien después de la llamada de la selección, que la verdad no me lo esperaba para nada. Es una semana muy especial para mí y vamos a intentar aprovecharla.

P.: ¿Cómo se enteró?

R.: Estaba entrenando cuando anunciaron la lista y al terminar vi mi móvil lleno de mensajes , Whatssap, llamadas... El primer mensaje que vi fue enhorabuena y luego fui a ver la convocatoria a internet. Ahí me enteré viendo cómo el míster colgaba mi camiseta en el vestuario (ríe).

P.: Desde que se fue de Vigo todo le ha ido muy rápido. Premier y ahora selección absoluta. ¿Lo esperaba tan rápido?

R.: Es muy difícil venir. No, es que no lo esperaba ni en septiembre ni ahora. Con todos los grandes jugadores que hay es complicado que te llamen. Pero esto parece confirmar que tomé una buena decisión en verano. Ahora tengo que seguir trabajando para seguir mejorando y seguir convenciendo a mi técnico y al seleccionador.

«En España el fútbol es más pausado y de posesión, mientras que en Inglaterra es más intenso y vertical»

P.: ¿Qué tal la adaptación a la Premier League? ¿Y al idioma?

R.: La verdad es que manejaba un inglés medio... bajo (ríe), de los que aprendes en el colegio. Entender se me da bien y ahora estoy aprendiendo a construir oraciones. Por el momento hablo como los extranjeros que vienen aquí y dicen: 'Voy comer ahora' (ríe). Más o menos igual. Poco a poco mejorando, con un profesor, que es importante de cara al futuro no sólo para el fútbol. En el campo el inglés del fútbol es más repetitivo y se aprende más fácil con las charlas del míster, las instrucciones con los compañeros...

P.: ¿Cambia tanto el juego de la Liga al de la Premier?

R.: La inglesa es muy diferente a la española. Yo lo veía en la tele y me parecía muy atractiva. Siempre me había gustado la opción de ir allí pero es distinto. A nivel futbolísitico en España hay muy buenos jugadores, pero allí también, pero lo que cambia sobre todo es el ritmo. En España es más pausado y de posesión, mientras que en Inglaterra es más intenso y vertical. Lo que más me sorprende es que hay mucho fair play; aunque un equipo vaya ganando no suele perder tiempo. Eso hace que sea un ida y vuelta constante en el que cualquiera pueda ganar.

P.: Y la convocatoria justo contra Inglaterra. ¿Qué le dijeron en los Wolves?

R.: Algún compañero y nuestra gente de prensa del club sí que me vaciló, que me portara bien y demás.

«Estoy centrado en lo mío, ahora soy jugador de los Wolves pero sigo la Liga española y el Atlético porque mi contrato futuro lo tengo ahí. Estoy atento a lo que hacen y a sus jugadores, a las noticias, estar al día, intento seguirles y ver los partidos»

P.: ¿Sigue la actualidad del Atlético?

R.: Está claro que estoy pendiente. Yo estoy centrado en lo mío, ahora soy jugador de los Wolves pero sigo la Liga española y el Atlético porque mi contrato futuro lo tengo ahí. Estoy atento a lo que hacen y a sus jugadores, a las noticias, estar al día, intento seguirles y ver los partidos.

P.: Usted es un diestro que se ha acostumbrado a jugar a banda cambiada. ¿Ser polivalente como usted o Azpilicueta es una ventaja o al final siempre hay uno más específico que les quita el puesto?

R.: Yo me considero un defensa al que el míster puede utilizar en cualquier puesto y momento. Creo que es lo importante. Es verdad que puede tener alguna desventaja pero creo que para los entrenadores es un valor añadido. Quizá cuesta más entrar en el once, pero si trabajas para mejorar en todas las posiciones te acabará ayudando.

«Es verdad que ser polivalente puede tener alguna desventaja pero creo que para los entrenadores es un valor añadido. Quizá cuesta más entrar en el once»

P.: ¿Que haya un amistoso le puede dar más opciones de debutar?

R.: No pienso en eso para nada ahora. Sólo en disfrutar del reto y la experiencia en los entrenamientos. Intentar aprovecharla que es lo importante. Luego si llega algún minuto mejor, claro.

P.: ¿Alguna novatada?

R.: No, por el momento no. En Inglaterra no me tocó y en la absoluta me sumé a una convocatoria y ya lo hice. Igual me libro (ríe).

P.: ¿De niño era delantero? ¿Cómo recuerda esa época?

R.: Yo llegué al Celta de alevín, jugaba de delantero o mediapunta pero me reconvirtieron rápido al lateral. Cuando eres niño no piensas en ser profesional, ni siquiera cuando estás en el Celta. Sólo piensas en disfrutar y no te imaginas jugar en Balaídos con esa camiseta. No me esperaba tampoco ir a la selecciones inferiores pero pasó y ahora estoy en la absoluta.

P.: ¿Mantiene las relaciones con su gente de cuando era pequeño como su compañero Iago Aspas?

R.: Sí, eso está dentro de las personas, no creo que sea sólo cosa de los gallegos. Yo sí que soy muy de mi gente, de mi familia, de mis amigos y de la gente del club. Salí del Celta pero allí me formaron como persona. Soy de mi tierra. Parece fácil llegar pero no lo es. Es complicado llegar y más difícil mantenerse. Todo lo que trabajas son vivencias que te hacen llegar ahí.

P.: ¿En qué puede mejorar? Sólo tiene 24 años

R.: Siempre hay margen de mejora, todos los jugadores lo tienen. En la Premier creo que me está obligando a estar muy concentrado en cada partido, es más complicado de lo que parece y eso lo estoy ganando. También soy más fuerte a nivel físico y táctico. Es bueno aprender de los jugadores con los que trabajas, con los técnicos que te piden cosas distintas.

P.: ¿Cómo es Luis Enrique?

R.: Es una persona muy cercana. Eso ayuda a los jugadores. Sabemos que es nuestro jefe, nuestro entrenador pero que a la vez se puede hablar con él. Los entrenadores tienen que mantener las distancias, deben mandar y no ser colegas, pero dentro de su personalidad es cercano como su cuerpo técnico.

«Simeone tiene pinta de exigente sí, él y su cuerpo técnico de exigir. Por ello saca tanto rendimiento de cada jugador»

P.: Pues en el futuro tendrá a Simeone...

R.: Tiene pinta de exigente sí, él y su cuerpo técnico de exigir. Por ello saca tanto rendimiento de cada jugador.

P.: ¿Va a poder verle su familia o su hijo se llevará el protagonismo?

R.: Difícil, porque con mi mujer y el niño recién nacido... Mis hermanos y mi madre no podrán ir a Sevilla, ya que al ser un lunes trabajarán. Seguro que intentan escaparse pero apoyarán desde donde sea.

«Ojalá con la Liga de Naciones podamos recuperar la ilusión de la gente, no hay nada más bonito que juntar a todo un país para celebrarlo»

P.: Si se gana ese partido España se mete casi en la Final Four de la Liga de Naciones. ¿Sabe cómo va? ¿Pelear por esa final enganchará de nuevo a la gente tras el Mundial?

R.: (Ríe) Cuando salió no. En la anterior lista sí que pregunté y me documenté cómo era. Es un nuevo trofeo que todo jugador quiere ganar. Hasta ahora la competición con la selección era cada dos años y es complicado a largo plazo para el equipo. España lo ganó todo en 2008. 2010 y 2012 y haciendo buen fútbol. Tienes una ilusión enorme, viene un Mundial y al caer en el grupo hay un play off. Es difícil competir en un club que trabajas a diario, imagina en una selección que un partido te saca fuera... Ojalá con esta competición podamos recuperar la ilusión de la gente. Los jugadores lo quieren porque no hay nada más bonito que juntar a todo un país para celebrarlo.

 

Fotos

Vídeos