Final

Indignación en Inglaterra por la final de Bakú

Indignación en Inglaterra por la final de Bakú

El escaso reparto de entradas sucede el mismo día que se conocen detalles de la forma que UEFA quiere dar a sus competiciones de clubes del futuro

AFP/ COLPISALondres

La UEFA es «irresponsable», atacó el viernes el entrenador del Liverpool, Jürgen Klopp, después de los problemas de muchos hinchas de su equipo por los elevados precios de las entradas y de los viajes para las finales de las competiciones europeas tras la clasificación para las mismas de cuatro clubes ingleses. Tottenham y Liverpool se medirán en la final de la Champions el 1 de junio en Madrid, mientras que Arsenal y Chelsea se enfrentarán en la final de la Europa League el 29 de mayo en Bakú.

Los aficionados de los dos clubes londinenses tendrán además que planificar un viaje de 9.000 kilómetros (ida y vuelta) hasta la capital de Azerbaiyán. «Los tipos (de la UEFA) que deciden el lugar de las finales, no sé qué toman para desayunar. Bakú, no tengo ni idea de cómo ir hasta allá, no sé ni siquiera si hay vuelos regulares a ese destino», lamentó el técnico alemán.

«Esas decisiones deben ser más pensados, deben tener más consideración por los aficionados cuando eligen las ciudades que acogen las ciudades. Es irresponsable, no sé cómo lo hacen», opinón. Efectivamente, no hay ningún vuelo directo entre Londres y Bakú previsto para la semana anterior a la final. Los aficionados londinenses se han sorprendido también con el hecho de que la UEFA concedió 6.000 entradas a cada club finalista de la Europa League, para un estadio que tiene aforo para 68.700 personas. En un comunicado, UEFA explicó que el número de entradas para cada club depende de las capacidades logísticas en el caso de Bakú. «Es imposible adelantar qué clubes estarán en la final y la sede debe estar decidida dos años antes», aclaró la UEFA.

Los hinchas de Liverpool y Tottenham lo tendrán más sencillo para llegar a Madrid, pero también han visto cómo se han disparado los precios de los vuelos, los hoteles y las entradas. «Nuestra alegría por alcanzar la final se vio frenada por el precio del viaje, del alojamiento y de las entradas», destacaron los aficionados de los dos equipos en un comunicado conjunto. «Los precios de las habitaciones de hotel están a más de 1.100 euros por noche (...) y las entradas están a más de 600 euros. Es una extorsión», afirmó.

Posible reforma de los torneos

La reforma controvertida de las competiciones europeas de clubes presentada el miércoles a las ligas por la UEFA implicaría a 128 clubes, que disputarían un total de 647 partidos por temporada a partir de 2024 (contra los 407 encuentros previstos en las temporadas entre 2021 y 2024), según un documento al que accedió este viernes este medio.

Los 128 equipos que disputarían las tres competiciones europeas desde 2024 se repartirían en 32 en una Liga de Campeones 'casi cerrada', otros 32 en el equivalente de la actual Europa League y 64 en una tercera competición (Liga 3, nombre provisional) dividida en cuatro cuadros, que se asemejaría a un sistema de «conferencias» siguiendo el modelo de los deportes estadounidenses.

. Una Liga de Campeones (casi) cerrada

Según los documentos en poder de AFP, la fase de grupos de la nueva Liga de Campeones (bautizada provisionalmente como Liga 1) comenzaría en agosto y tendría cuatro grupos de ocho equipos. En la primera fase, cada club tendría catorce partidos, en vez de los seis con los que cuenta actualmente. En total, hasta la final, habría 21 jornadas de Liga de Campeones.

El punto más sensible es el carácter cerrado de este torneo. De los 32 equipos participantes, sólo cuatro tendrían la oportunidad de clasificarse mediante su posición en su campeonato nacional. Otros cuatro obtendrían su billete a través de la Europa League (Liga 2), los correspondientes a los semifinalistas del año anterior. Pero sobre todo, las 24 plazas restantes se reservarían a los equipos que mejor lo hicieran en la edición anterior de la Liga de Campeones.

Para mantenerse en esta nueva Liga 1 para el curso siguiente, bastaría simplemente con terminar en una de las cinco primeras posiciones del grupo o con terminar sexto o séptimo y ganar un repechaje. De facto, este sistema parece muy favorable para los clubes más importantes de Europa y reduciría el interés de los campeonatos nacionales. La UEFA precisa que cada país podría estar representado por un máximo de cinco clubes.

. La Europa League sería la Liga 2

La Liga 2 europas, heredera de la Europa League (que es heredera a su vez de la Copa de la UEFA), contaría con 32 clubes participantes, repartidos en ocho grupos de cuatro en una primera ronda. Los participantes serían:

- Cuatro equipos descendidos de la Liga de Campeones (los equipos perdedores de los repechajes)

- Cuatro equipos derrotados en cuartos de final de la anterior temporada en la Europa League

- Cuatro semifinalistas de la Liga 3 (nuevo torneo) de la anterior temporada

- Veinte equipos clasificados a través de su campeonato nacional

. Una Liga 3 abierta

La única competición completamente abierta sería la tercera Copa de Europa (llamada provisionalmente Liga 3), compuesta por 64 equipos, clasificados a través de las ligas nacionales. La peculiaridad de esta competición sería su división en cuatro grandes cuadros o divisiones, recordando el modelo de las conferencias de la NBA de basket. En cada cuadro, 16 equipos se repartirían en cuatro grupos de cuatro y podrían acceder a los cuartos, semifinales y finales en sus cuadros respectivos. Los cuatro clubes vencedores se enfrentarían en un torneo final (semifinales y final), ganándose el acceso a la segunda Copa de Europa (Liga 2). Con este sistema de tres competiciones europeas, «habrá que optimizar el calendario», se lee en el documento revisado por este medio.

La UEFA describe su proyecto como un «sistema de ligas abierto a todos» que busca «aumentar la estabilidad y la participación». Este proyecto ha suscitado temores en las Ligas Europeas, que temen que sus torneos nacionales pierdan interés y potencial financiero. «Hay que clasificarse para las competiciones de la UEFA a través de los campeonatos nacionales. Sin eso, es imposible conservar el interés de los aficionados», avisó esta semana Lars-Christen Olsson, presidente de la Asociación de Ligas Profesionales de Europa (European Leagues).