Carmen Baena: «El arte es encontrar»

Carmen Baena (Guadix, 1967), delante de una de sus obras, en el Centro Párraga de Murcia. / vicente vicéns / agm
Carmen Baena (Guadix, 1967), delante de una de sus obras, en el Centro Párraga de Murcia. / vicente vicéns / agm

La artista teje con 'Un abismo como sutura' un viaje por la memoria

Rosa Martínez
ROSA MARTÍNEZ

El hilo, blanco, negro, rojo o azul que atraviesa las obras de Carmen Baena (Guadix, Granada, 1967) discurre también por la memoria. Su viaje no es solo físico, sino sensorial; un trayecto que arranca varias décadas atrás y que sitúa frente a la obra al yo adolescente de la artista. 'Un abismo como sutura' es el título de la exposición que Carmen Baena presenta desde hace unas semanas en el Centro Párraga de Murcia, una muestra compuesta por cerca de una treintena de obras bordadas sobre papel y creadas expresamente para este espacio, que se podrán contemplar hasta el 23 junio.

En ellas, la artista granadina afincada en la Región desde hace décadas se retrotrae a su época de niñez para recuperar una técnica de costura que entonces ya comenzó a aprender: «Durante muchos años pensé que había sido una pérdida de tiempo», afirma Baena. Hace diez decidió recuperarla para integrarla a su creación. Primero, de un modo experimental; ahora, cuenta a 'La Verdad', con mayor convicción.

Conviene saber

Qué
'Un abismo como sutura', de Carmen Baena.
Dónde y cuándo
Espacio 2, en el Centro Párraga de Murcia. Hasta el 23 de junio.

La obra de Baena, principalmente escultura en mármol blanco, adquiere una mirada distinta en esta propuesta, alejada del volumen y la rigidez de la piedra. Sigue buscando el equilibrio, pero en esta ocasión a través del color y el círculo, forma geométrica en la que encuadra la mayoría de sus puntadas, todas cosidas a máquina.

«Sé por donde voy, tengo muchos caminos abiertos y ganas de experimentar; es un momento muy bueno»

«Cuando empecé -reconoce- me parecía un camino peligroso. Ya en los setenta, la labor de costura pasó a formar parte de muchas exposiciones, pero las piezas no dejaban de ser trabajos ornamentales y yo quería alejarme de lo decorativo, de lo íntimo, y llevar mi creación a lo público. Cuando surgieron los círculos, vi el resultado», afirma Baena, entusiasmada con una exposición a la que ha dedicado «mucho tiempo» y «esfuerzo» y de la que está «muy satisfecha».

En ella prima, subraya la creadora, «el color»: el rojo, el rosa, el amarillo... también hay blancos y negros, pero no predominan en la sala. «Hasta ahora no lo había utilizado, mis esculturas son blancas, pero aquí el color ha surgido con fuerza. Creo que lo necesitaba, que hacía falta», apunta mientras se acerca a la composición que recibe al visitante, una combinación de esferas tejidas con diferentes hilos y puntadas sobre papel plano y arrugado. «El arte es encontrar. Nunca sabes lo que va a surgir. Yo he querido jugar con la tensión de los hilos, con su grosor, y también con el brillo y la geometría. Buscaba el equilibrio. La geometría ordena lo caótico», asegura.

«Trabajo vertiginoso»

Las obras que comprenden 'Un abismo xomo sutura', exposición que prologa Isabel Durante y que ocupa el Espacio 2 del Párraga, han supuesto para la artista un «trabajo vertiginoso» que le ha llevado a recordar vivencias y emociones. Todas, dice, están plasmadas en sus piezas, en las que se evocan de «modo abstracto» paisajes -en dos de ellas- y las bambalinas de un teatro -obra homenaje al centro-, entre otras formas agrupadas por series.

«Me lo he pasado muy bien con esta exposición, porque antes de terminar una serie ya tenía otra en la cabeza», matiza la artista.

'Un abismo como sutura' está compuesta por «una obra que está madura, porque sé por dónde voy, tengo muchos caminos abiertos y muchas ganas de experimentar. Me siento -añade la granadina- en un momento profesional muy bueno».