https://static.laverdad.es/www/menu/img/alternavivo-desktop.png

Agoraphobia presenta su candidatura a grupo revelación del año

Agoraphobia, en su concierto en la Sala REM./ Carlos García
Agoraphobia, en su concierto en la Sala REM. / Carlos García

Las gallegas sobresalen entre las bandas del cartel del Big Up! con unas guitarras poderosas y un sonido contundente; Carolina Durante demuestra que es mucho más que un 'one-hit wonder'

CARLOS GARCÍAMurcia

Murcia se convirtió el sábado 6 de octubre en un hervidero de música en directo con la celebración de la sexta edición del Big Up! Calles de Murcia, en la que participaron seis grupos y artistas de la Región –Alex Juarez, Austin Slack, Komorebi, Tribu 29, Increíbles Ful y WAW– y dos nacionales –Bous y Tangerine Flavour–. Todos fueron seleccionados previamente por un jurado especializado y realizaron actuaciones de unos 20 minutos en diversos puntos emblemáticos de la ciudad, como las plazas de Santa Catalina, de los Apóstoles, de San Juan de Dios y de la Paja, además de La Glorieta y la Muralla de Verónicas, con una asistencia de público superior a años anteriores. Para los que decidieron no seguir la ruta musical por las calles de Murcia, la plaza de la Merced también albergó un escenario por el que pasaron las bandas y que congregó, según datos del Ayuntamiento,a más de 2.500 personas.

El 6 de octubre coronó las múltiples ponencias y actuaciones programadas desde el día 3 por el Big Up!, con propuestas tan dispares e interesantes como la charla de Carlos Tarque y los conciertos de Elefantes y Sherpa; Lagartija Nick canceló a última hora su aparición en la Sala REM, aunque la organización reaccionó rápido y ofreció un concierto gratuito de Estúpido Flanders, Poolshake y Fernando Rubio.

Aunque, sin duda, lo más interesante de este año sucedió el viernes 5 de octubre, con el concierto más acorde a la esencia de escaparate de bandas emergentes que es este evento. Desde el extremo opuesto de la península, La Coruña, llegaron a Murcia Agoraphobia. Estábamos avisados de la potencia del directo de estas chicas, pero nuestras expectativas se desbordaron por completo. Rock sin contemplaciones, retazos de punk y toques alternativos en la línea de los primeros Incubus (de los que toman el nombre de una de sus canciones), que les hacen moverse con soltura entre la escena metal y el indie.

El grueso de su 'set' se centró en el álbum 'Incoming noise', destacando especialmente las sobresalientes 'Space race' y 'Grape juice', aunque también hubo espacio para temas más antiguos como 'Night of the living death'. La sensación que dejaron por estos lares es que las gallegas están llamadas a ocupar un puesto de privilegio en una época en la que se reclama una mayor visibilidad artística de la mujer.

Hace ahora seis meses, Carolina Durante visitó Murcia por primera vez para telonear a la banda murciana Perro, y muchos fuimos los curiosos con ganas de comprobar si realmente eran lo que prometían. Pues si bien aquel día el resultado fue dudoso, lo de este Big Up! solo puede calificarse como una confirmación en toda regla. Estos cuatro chicos a los que les persigue, y probablemente les perseguirá siempre, la sombra de su canción 'Cayetano', demostraron en la Sala REM que son muchísimo más que un 'one-hit wonder'. Las nuevas canciones sonaron bárbaras y la comunión con el público fue total desde el inicio con la genial 'Niña de hielo', la sentimental '300 golpes' y la futbolera 'El himno titular'. Merece la pena seguir sus próximos pasos.