El Congreso inicia el trámite de la reforma del Estatuto para acabar con los aforamientos

Los ponentes de la reforma, en el Congreso.
Los ponentes de la reforma, en el Congreso. / LV

Los populares se abstienen al considerar que la supresión de esa figura debería adoptarse a la vez en toda España «para no crear distinciones entre cargos políticos». La oposición critica la «falta de coherencia» del PP

AGENCIASMadrid

El Pleno del Congreso tomó este martes en consideración la reforma del Estatuto de autonomía de Murcia para poner fin a los aforamientos políticos en la Región pero no lo ha hecho por unanimidad, como ocurrió en el Asamblea de esa comunidad, ya que, entre otros grupos, el PP ha optado por la abstención. Finalmente, la votación salió adelante con 189 votos a favor, 149 abstenciones y un voto en contra.

Precisamente esa abstención llevó a los grupos de la oposición a cargar contra los 'populares', a quienes criticaron por su falta de coherencia. Así, el líder de Ciudadanos en Murcia, Miguel Sánchez, y el diputado socialista murciano Joaquín López coincidieron en señalar la unanimidad de la Asamblea Regional, al tiempo que han apuntado que esta reforma sirve para situar en Murcia a la cabeza en la lucha contra la corrupción.

"Viene avalada por el apoyo unánime de la Asamblea Regional de Murcia y también va a por ustedes. Espero que al igual que yo pierdan en esta legislatura la condición de aforados", apeló Sánchez a los diputados. Mientras, López pidió a los grupos "ser coherentes y no solo contentar situaciones concretas", en referencia a la postura del PP, que optó por apoyar la reforma para asegurar la investidura del presidente, Fernando López Miras, tras la dimisión de Pedro Antonio Sánchez.

Por su parte, el diputado del PP en la Asamblea murciana Víctor Martínez señaló que Murcia ha perdido hoy la ocasión histórica de llevar al Congreso sus "problemas reales", y criticó lo que entiende como "medidas de escaparate".

La oposición en el Congreso se mostró muy crítica con la posición de los 'populares'. Según alegó en su intervención el portavoz de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta, el número de aforados en España, más de 12.000, "no tiene parangón" con los países de nuestro entorno, al tiempo que apuntó que se ha convertido en un "obstáculo" para la correcta actuación judicial. A su juicio, mantener los aforamientos es un "autentico disparate" y "casa muy mal" con "los vientos de regeneración que han llegado a este país".

«No se pueden repetir casos como el del expresidente»

Girauta defendió la supresión de los aforamientos como "una medida clave de regeneración" y recordó que formó parte de las medidas pactadas tanto con PSOE como con PP en las investiduras del pasado año. Por ello, pidió coherencia a los partidos políticos y, en particular, recordó al PP los compromisos acordados para sacar adelante la investidura del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Para Unidos Podemos, los aforamientos retrasan "la imputación" y, por ende, los procedimientos. Así, el diputado 'morado' Javier Sánchez Serna defendió que esta reforma está destinada a que casos como el de Pedro Antonio Sánchez no se vuelvan a repetir. Y señaló que en Murcia los casos de corrupción "cuestan muchísimo dinero publico", situando en 815 euros por cada murciano y cada año, la "factura de la corrupción".

"Es un orgullo haber sido los promotores, junto con el PSOE en la Asamblea Regional, en traer una reforma una reforma en este trabajo de regeneración democrática en territorios donde la corrupción ha hecho mucho daño", afirmó el secretario general de Podemos Región de Murcia Óscar Urralburu, en declaraciones en el Congreso.

Por su parte, PNV y PDeCAT se mostraron escépticos con la utilidad de la medida aunque se han mostrado respetuosos con la decisión de la Asamblea Regional. En este sentido, Jordi Xuclà, del PDeCAT, instó a que desde Murcia se respete el autogobierno de Cataluña en su desafío independentista.

El PP rechaza que sea un «maná redentor»

El PP, de su lado, criticó la falta de reflexión para que la reforma estatutaria sea "más general e integral" y argumentó que este cambio genera diferencias entre políticos y favorece un escenario de "reino de taifas" donde se actúa "según el color del gobierno".

El diputado 'popular' Bernabé Pérez rechazó que la supresión de los aforamientos vaya a ser el "maná redentor que todo lo soluciona" y se mostró escéptico con que eliminar 55 aforamientos en Murcia sea una medida eficaz para combatir la corrupción.

Y criticó a los grupos parlamentarios por el uso "vil y rastrero" por sacar los casos de corrupción del expresidente murciano. "Han condenado a una persona sobre la que la Justicia no se ha pronunciado. Son los jueces los que tiene que hablar, nunca nosotros", advirtió el parlamentario 'popular'.

Fotos

Vídeos