Propuesta para que el pastel de carne sea declarado Bien de Interés Cultural

Celebración multitudinaria en la plaza de Belluga de Murcia del Día del Pastel de Carne. /Edu Botella
Celebración multitudinaria en la plaza de Belluga de Murcia del Día del Pastel de Carne. / Edu Botella

La concejal Moreno Micol solicita a a la Consejería que incluya este manjar en la categoría de Patrimonio Etnográfico Inmaterial

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

El célebre periodista Martínez Tornel describía hace un siglo el pastel de carne como «regalo de gente rica y apaño para el pobre». Y ahora, además, podría ser también Bien de Interés Cultural (BIC). Una concejal del grupo Ahora Murcia, Ángeles Moreno Micol, ha solicitado a la Dirección General de Bienes Culturales que incoe un expediente para la declaración del pastel de carne murciano como Bien de Interés Cultural en la categoría de Patrimonio Etnográfico Inmaterial.

Varios son los argumentos que aporta Moreno Micol para apuntalar su petición. Entre ellos, que el pastel de carne «es algo vivo que se manifiesta cada día en el municipio de Murcia y en la Región, manteniendo el equilibrio entre tradición e innovación». Además, destaca que la técnica de preparación se mantiene intacta desde hace siglos.

La historia de este plato murciano hunde sus raíces en la Edad Media. Ya en 1695 fue regulado mediante una ordenanza que fijaba las medidas correctas, la calidad de la harina e imponía penas de destierro a los artesanos que no cumplieran la norma. Esta conocida ordenanza, aparte de una joya bibliográfica que se conserva en Murcia, evidencia la importancia que ya entonces revestía al pastel de carne. Desde Ahora Murcia también recuerdan que diversos maestros de la pintura española han recogido en sus lienzos el pastel de carne. Eso hizo, por ejemplo, Murillo, quien entre 1670 y 1675 pintó la obra titulada 'Niños comiendo pastel', hoy conservada en un museo alemán y que muestra a dos niños dando cuenta del tradicional hojaldre.

Pese a las incógnitas sobre el origen del manjar, según apunta Moreno Micol, no faltan autores que lo consideren creación de los árabes. E incluso otros señalan al Imperio Romano de Augusto, donde ya se comían hojaldres de carne sazonada, huevo y manteca de cerdo.

Argumentos a favor

Sea como fuere, la petición elevada a Bienes Culturales destaca que el pastel de carne, aunque siempre ha brillado en la gastronomía murciana, «ha cobrado inusitada pujanza en los últimos años, generalizándose su presencia en la vida cotidiana y social de los murcianos». En este sentido, la concejal de Ahora Murcia recuerda la celebración del Día del Pastel de Carne desde el año 2009 y la concesión del 'Premio al Mejor Pastel de Carne'.

La solicitud también incluye una relación de los bienes muebles e inmuebles que refuerzan esta iniciativa y entre los que figuran la Ordenanza de 1695, las representaciones festivas donde se incluyen pasteles de carne, la receta y técnica de elaboración y la tradición de los pasteleros murcianos que, en algún caso como es del de la pastelería Bonache, llevan desde 1828 elaborando este preciado manjar.

Temas

Murcia

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos