Valses y polcas para iniciar el año

María Ángeles Ramírez, Mariano Rosique; su hijo, Mariano Rosique y María José Rosique./Pablo Sánchez / AGM
María Ángeles Ramírez, Mariano Rosique; su hijo, Mariano Rosique y María José Rosique. / Pablo Sánchez / AGM

ÁNGELA DE LA LLANA

Brillante concierto de Año Nuevo. El pasado miércoles, 3 de enero, Cartagena disfrutó de una gran noche con la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia (OSRM). Los ingredientes que contribuyeron a hacer inolvidable la velada fueron un Auditorio El Batel con la platea y los palcos a rebosar, dado que colgó el cartel de completo; un público aficionado a la música clásica que disfrutó del programa, una soprano que demostró que tiene una voz de escándalo y una directora de orquesta, Virginia Martínez, que lo dio todo al frente de los músicos.

Todo contribuyó a hacer única una noche en la que cada año se celebra este concierto. La actuación está enmarcada en el ciclo 'Navidad con la Fundación Cajamurcia', que se organiza con carácter benéfico. Esta vez, la recaudación íntegra se destinará a Manos Unidas y al Santo y Real Hospital de Caridad.

Poco antes de comenzar el evento, se congregaron numerosas familias que se han convertido en asistentes habituales, cada año, a la que es, sin duda, la cita de música clásica más esperada en la ciudad. Es el caso de María Ángeles Ramírez, Mariano Rosique, su hijo de igual nombre y María José Rosique. «Estamos encantados de acudir todos, ya que son unas fechas muy familiares y nos gusta hacer cosas juntos», explicaban. Como ellos opinaban Teresa Sáez, Dori, Teresa y José Hernández y la familia de Kajari Dumra, Sagar y Dimas Bazán Dumra.

La grata sorpresa vino de la soprano austriaca Maria Eckert, una de las voces más destacadas del panorama lírico europeo, quien interpretó pasajes de algunas operetas vienesas muy populares. Así, puso voz a fragmentos de obras tan conocidas como 'El murciélago', de Johann Strauss; 'Las alegres comadres de Windsor', de Carl Otto Nicolai; 'La viuda alegre' y 'Guidetta', de Lehar.

«Música de lujo»

Entre los asistentes estuvieron Antonia Bernal, Lali Herrero, Marina Carralero, Fina Rosique, Juan Rico, Rosario León, Lucía García, Esperanza Sánchez, Inés Rubira, Marina Rodríguez y Juan Manuel Luca. El comentario generalizado fue que es un «lujo escuchar buena música, a la vez que puedes contribuir a una causa benéfica».

El responsable de la fundación Cajamurcia en Cartagena, Julio Mínguez, explicaba que cada año se destina la recaudación a una entidad que «necesita nuestra ayuda». Junto a él se encontraban el guitarrista Carlos Piñana y la consejera portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo, quien abogó «porque la orquesta viaje por toda la Región» y alabó el «carácter benéfico del acto».

Disfrutando de una programación compuesta por valses y polcas de la familia Straus y piezas de otros compositores como Waldteufel, se encontraban asistentes como Pilar Rufete, Delia y Pepe Romero, Paula y Jaime Lombo, Ana Guirao, Manoli Martínez, Pepa Soto, el actor Manuel Llamas, Alejandro Grau y la presidenta de la banda de música Sauces, Caru Banacloig.

El programa, dividido en dos partes, derrochó alegría e introdujo la presencia de actores que en algunas piezas pusieron una nota de humor. «Nos ha encantado», aseguraban en el descanso Lara y Alfonso Romero, Eva Sánchez, Diego Quevedo, Fina Luquín, el concejal Antonio Calderón, Ángel García, Pilar Cano, Pepa Gallego, el empresario José María Cano, Mariano Roca, María Dolores Aznar, María Dolores Ortiz y la presidenta de las Amas de Casa, Carmen Aznar.

La noche terminó con el regalo del 'Danubio Azul', el vals de Johann Strauss en 1866 y 'La Marcha Radetzky', la composición orquestal de Johann Strauss (padre), escrita en el año 1848. «Un lujo para acabar un estupendo concierto», opinaba Ignacio Martí, Aurora Claver y el delegado de Defensa en la Región de Murcia Ignacio Martí Scharfhausen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos