http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

El Talayón de Chuecos

El Talayón desde la balsa de Chuecos./
El Talayón desde la balsa de Chuecos.
Sierra de Almenara

Una montaña que domina uno de los valles más bonitos de la Almenara

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZÁguilas

El Talayón de Chuecos es una sorpresa más en el amplio catálogo de prodigios que guarda la Sierra de Almenara. En Águilas, rozando ya el límite municipal con Lorca, existe un valle escondido que discurre entre las fortalezas en ruinas de Tébar y Chuecos.

En la parte más alta de este desfiladero verde, por donde correría el agua si no estuviera embalsado y canalizado el nacimiento que mana junto al cortijo que da nombre a este lugar, se eleva el Talayón de Chuecos –828 metros–, una montaña suave y accesible que sobrevuela casi permanentemente una pareja de águilas perdiceras.

Huellas de jabalíes junto a la balsa.
Huellas de jabalíes junto a la balsa.

Tomamos como punto de referencia la salida de Mazarrón de la autovía Lorca-Águilas. Subimos un kilómetro por la carretera comarcal que va a Mazarrón y nos desviamos a la izquierda por un camino de tierra, con el castillo de Tébar (s. XII) al frente.

El nacimiento de agua, al pie del castillo de Chuecos.
El nacimiento de agua, al pie del castillo de Chuecos.

Ahora no tenemos más que caminar hacia la fortaleza y luego desviarnos a la derecha, en dirección norte, por el camino que asciende a Chuecos paralelo a una rambla cuajada de baladres, pinos, almendros y olivos viejísimos.

En cinco kilómetros llegaremos al imponente cortijo de Chuecos, un caserón con ermita, bodega, corrales, era, huerto, reloj de sol y todo lo que tiene que tener una finca solariega. Pues bien: unos metros antes de llegar a la casa hay que elegir una pista secundaria que sale hacia la izquierda.

El cortijo de Chuecos.
El cortijo de Chuecos.

Este camino, en el que casi no reparamos si es que no lo vamos buscando, nos va a llevar casi hasta la cima del Talayón: primero supera unas terrazas de cultivo y enseguida se empina, ya convertido en senda, buscando la cumbre.

El estrecho pasillo verde termina en un collado donde se cruzan otros caminos que dan a pie a más excursiones sorprendentes. Será otro día. A nosotros no nos queda más que girar a la izquierda y buscar la mejor manera de llegar hasta la cima. La tenemos a diez minutos.

La excursión

Dónde:
Talayón de Chuecos, en la Sierra de Almenara (Águilas).
Dificultad:
Media (4/5 horas, ida y vuelta).
Cómo llegar:
Desde Águilas o Lorca, seguir la autovía del Mediterráneo hasta la salida de Mazarrón.
Cartografía:
Mapa 975 de Puerto Lumbreras en 1:50.000. Instituto Geográfico Nacional.
Cobertura de móvil:
Buena.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos