http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Las neveras de Espuña

Pozo de nieve restaurado./
Pozo de nieve restaurado.
Sierra Espuña

Un paseo cómodo por los pozos de la nieve

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

Otro fin de semana de nieve. De mucha nieve. Postales navideñas a los cuatro vientos y dos días por delante para perderse por espacios naturales que, pintados de blanco, nos parecerán desconocidos. Y nos será más difícil recorrerlos.

Hay tanta nieve en algunas sierras –Villafuerte, Sierra Espuña, Mojantes, ¡Carrascoy!– que, con el equipo adecuado, es posible practicar algo de esquí de travesía y recorrer largas distancias con raquetas. Pero la recomendación de este fin de semana va por otros derroteros: con permiso de los más aventureros, vamos a hacer una excursión sencilla, ideal para hacer en familia –con hijos, sobrinos pesados e incluso cuñados– aunque, eso sí, pisando nieve.

Pozo de nieve con la cúpula derruida.
Pozo de nieve con la cúpula derruida.

Pues sí, nos vamos a los pozos de nieve de Sierra Espuña, donde se prensaba y almacenaba el hielo que, en primavera, se vendía en las calles, comercios y hospitales de Murcia, Lorca, Totana, Cartagena e incluso Orihuela.

Comenzaron a construirse en el siglo XVI y estuvieron en funcionamiento hasta hace apenas 70 años. Hay que situarse en Alhama, cruzar el pueblo en dirección a la sierra y tomar, pasado el cruce del Jarro de Oro, un desvío a la izquierda.

Tenemos unos diez kilómetros de subida hasta la casa forestal, y aún nos quedan otros tantos hasta el Collado Mangueta –1.355 metros de altitud–.Antes, habremos superado el Collado Bermejo –1.202 m.–, donde mañana sábado hay un final en alto de la Vuelta Ciclista a Murcia. Por eso les aconsejo que esta excursión la dejen para el domingo. Bien, seguimos: en el Collado Mangueta, a la derecha de la carretera, hay una explanada donde podemos dejar el coche.

Detalle del interior de uno de los pozos.
Detalle del interior de uno de los pozos.

Desde aquí mismo sale un camino que, en algo más de un kilómetro, nos deja en el grupo de los pozos de nieve llamados de Cartagena. Ojo con las últimas rampas de bajada, porque puede haber hielo. Nos encontraremos con un pequeño valle cubierto de hierba –y nieve, claro– donde sobresalen las ruinas de varios pozos de cúpulas puntiagudas. Junto a la fuente se abre un estrecho barranco que nos llevaría al Valle de Leyva.

Volvemos sobre nuestras botas y, de nuevo en el Collado Mangueta, caminamos cien metros por la carretera hasta llegar a otro camino que nos lleva al grupo de los pozos de nieve conocidos como de Murcia. Observaremos que aquí los pozos, mejor conservados, son diferentes, con la cúpula más redondeada. En fin: un paseo sencillo, educativo y sin pérdida posible por las zonas más altas de la sierra.

La excursión

Dónde:
Sierra Espuña (Totana y Alhama).
Dificultad:
Baja (menos de dos horas).
Cómo llegar:
Desde Alhama, tomar la carretera que sube a la sierra.
Cartografía.
Aledo (953-II), El Purgatorio (932 IV) en 1:25.000.
Cobertura de móvil:
Baja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos