http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

De Cala Reona a Calblanque en una hora

El mar, desde el sendero, enmarcado entre el cielo y un arbusto./
El mar, desde el sendero, enmarcado entre el cielo y un arbusto.
Cartagena y La Unión

El parque regional de Calblanque por la puerta de atrás: este es nuestro objetivo para este fin de semana

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZCartagena

El punto de partida –atención, agobiados veraneantes de La Manga– es la playa de Cala Reona, junto a Cabo de Palos, donde nace un sendero que en apenas una hora nos depositará en Cala Dorada. O sea, que en unos misérrimos sesenta minutos podemos cambiar el colmatado paisaje de apartamentos y adosados de La Manga por las playas vírgenes de Calblanque. Del baño familiar al chapuzón en pelotas en una vuelta de minutero.

La senda, marcada por la señalización oficial del parque regional, nace en el extremo sur de la playa. En los primeros metros nos encontramos con un enorme socavón que hay que bordear con cuidado, ya que la verja metálica que lo protege está vencida. Una vez que ganamos altura el sendero discurre colgado sobre el mar, en el filo de un barranco que en algunos puntos puede ser peligroso si no caminamos con cuidado.

Más o menos a mitad de camino entre Cala Reona y Playa Dorada tenemos la posibilidad de descender hasta una solitaria playa de chinarro donde podremos sentirnos modernos náufragos. Para bajar a esta cala hay que tomar como referencia dos pozos mineros que hay junto al camino: entre uno y otro baja un ramblizo del monte por el que podemos deslizarnos hasta el mar.

Playa de Cala Reona, señal de inicio de la ruta y playa Dorada, en Calblanque.

Los pozos nos recuerdan que estamos en terreno minero, una área de gran riqueza geológica y mineral por la que hay que andar con ojo: lo mejor es rodear los pozos y no jugar a tirar piedras dentro ni asomarse, y menos si vamos con niños.

A estas alturas de la excursión ya nos habremos hartado de ver y tocar enormes ejemplares de palmito, albaida y romero, estrellas de la rica cubierta vegetal del parque. Un poco más y avistamos Playa Dorada, la antesala arenosa y nudista de Calblanque. Métase en el mar y mire hacia el monte: jamás olvidará esta vista.

La excursión

Dónde:
Parque regional de Calblanque (Cartagena).
Dificultad:
Baja.
Cómo llegar:
Desde Murcia o Cartagena, por la vía rápida de La Manga. Antes de entrar en Cabo de Palos hay que girar a la derecha en una rotonda.
Cartografía:
Mapas 978 de Llano del Beal en 1:50.000. Instituto Geográfico Nacional y 28-39 del Servicio Geográfico del Ejército.
Cobertura de móvil:
Nula o muy escasa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos