http://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Los bosques fronterizos

Pantano de Valdeinfierno./
Pantano de Valdeinfierno.
Sierras de Lorca, María, los Vélez y Puerto Lumbreras

Caminos solitarios en torno al pantano de Valdeinfierno, en las sierras de Lorca que se funden con el parque de Los Vélez

Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZLorca

Una esquina fría, solitaria –gracias a Dios– y arrebatadoramente bella de la Región es la que se acurruca entre las sierras lorquinas de La Culebrina, Pericay y El Selvalejo, un lienzo montañoso donde –crucen los dedos, las orejas y todo lo que puedan– aún no han llegado los resorts ni las romerías de quads a toda pastilla.

Sitúese: está usted en el pantano de Valdeinfierno, a 12 kilómetros de la pedanía lorquina de Zarcilla de Ramos. Son las diez de la mañana y hace sol, pero el aire corta la cara y percibimos una sensación extraña.

Pronto nos damos cuenta de qué es eso que nos incomoda: es el silencio, la calma total, la ausencia completa de sonidos, excepto nuestra propia respiración y el roce de la ropa. Una vez repuestos del shock, ya estamos preparados para explorar este lugar increíble con extensiones interminables de pinos.

El vetusto embalse, donde se almacenan las escasas aportaciones del río Caramel, es un buen lugar para estirar las piernas; podemos caminar por la ribera y comprobar cómo los tarays se han extendido por el pantano hasta crear un bosque semisumergido.

Detalle del acceso a la presa.
Detalle del acceso a la presa.

La pista principal asciende hasta la casa forestal de Casa Iglesias y se interna en la Sierra de la Culebrina y el Parque Natural de Sierra María-Los Vélez. También podemos coger el coche y retroceder un kilómetro para explorar las soledades del Selvalejo y la Sierra del Almirez –el camino está señalizado–.

Junto a la casa forestal del Selvalejo quedan los restos de un poblado medieval, estratégicamente situado sobre la vega del río. Un lugar que nos remite a una época legendaria de guerras fronterizas, cuando esta comarca estaba densamente habitada. Hoy sólo corren por aquí las perdices y el viento.

La excursión

Dónde:
Pantano de Valdeinfierno (Lorca).
Dificultad:
Baja.
Cómo llegar:
Desde Zarcilla de Ramos, una estrecha carretera lleva hasta el pantano.
Cartografía:
Culebrina (952-II), La Fuensanta (952 IV) en 1:25.000.
Cobertura de móvil:
Escasa.

Temas

Lorca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos