Crujiente de pollo con panko

Crujiente de pollo con panko

Pachi Larrosa
PACHI LARROSA

Aclaremos para los no avisados: el panko es un pan rallado japonés que proporciona a los alimentos un empanado muy crujiente y aéreo. Se trata de un pan que lleva leche en su elaboración, al que se le retira la corteza y cuya ralladura es más gruesa que la de nuestro pan rallado, razones por las que queda más crujiente. Ahora tenemos este producto en cualquier supermercado. Dicho esto, vamos al lío, que el verano está hecho para el 'finger food', dicho en moderno, o «con los dedos, pijo», en murciano. Separamos las claras de las yemas de los dos huevos. Nos guardamos las yemas para otra cosa (una tortilla...) y las batimos suavemente y no demasiado en un bol. Las salpimentamos. Limpiamos las pechugas y las cortamos en pequeños filetitos. Salpimentamos también el pollo, le damos un toquecito de orégano seco, lo movemos con las manos y lo impregnamos con las claras. Ponemos abundante aceite en una sartén y cuando esté bien caliente (fuego medio-alto) vamos friendo los trozos de pollo hasta que estén bien dorados y los vamos sacando a una fuente con papel absorbente, o mucho mejor, a un colador metálico. No nos vamos a poner 'healthy' ahora y, ya que estamos guarreando, vamos a acompañar los 'crispys', con unas patatas fritas en sartén de toda la vida. Y una salsa barbacoa al lado. Y a untar.

Ingredientes

-
1 pechuga de pollo
-
Panko
-
Aceite de oliva
-
3 patatas medianas
-
Orégano seco
-
Sal
-
Pimienta
-
2 huevos
Viñas del Vero Riesling (Viñas del Vero, Somontano)

A este pollo frito le va a venir muy bien un blanco muy frío con uva Riesling, variedad procedente de Alemania. Acidez presente que le aporta mucha frescura. Un vino fácil de trasegar. PVP: 11,50 euros.