Así despega el primer aerotaxi con sello nacional

La empresa vasca Tecnalia presenta un vehículo diseñado para el traslado de una persona o cargas de hasta 150 kilogramos de forma autónoma por las ciudades

I. ASENJO

Viene siendo habitual en algunas conversaciones tildar un hecho como de capítulo de Black Mirror y éste no es para menos. El futuro que está por llegar de coches voladores y robots por doquier viene a ser un presente cada vez más cercano que no solo se vislumbra en el horizonte sino que puede palparse sobre el terreno. Hace pocos días Uber anunció una nueva revolución en el mundo del automóvil, poner en marcha un servicio comercial de taxis voladores sin conductor bajo demanda a partir del año 2013 -haciendo un período de pruebas en ciudades como Nueva York-. Tecnología al servicio de la tan de moda movilidad urbana.

Aunque si no hace falta irse tan lejos en el tiempo, tampoco es necesario en cuestión de kilómetros: El primer taxi volador de España es ya una realidad y ha sido presentado este lunes en San Sebastián a cargo de la empresa vasca Tecnalia, que ha desarrollado un aparato para desplazarse en las ciudades de forma autónoma durante 15 kilómetros con un máximo de 150 kilos o un pasajero. El prototipo está compuesto por una cabina y cuatro drones que se mueven de manera autónoma pero coordinada entre sí. Su velocidad sería de 90 kilómetros por hora y volaría a una altura de entre 100 o 300 metros. La fabricación ha estado a cargo de un equipo integrado por cerca de una treintena de personas que durante los últimos diez años ha trabajado en el diseño y construcción la nueva aeronave.

Este mismo mes la Agencia de Seguridad Aérea de la Unión Europea (EASA) lanzó el primer bloque de regulación destinada a permitir la operación segura de aeronaves híbridas y eléctricas de despegue y aterrizaje vertical, las denominadas VTOL. Un paso más hacia los cimientos en la regulación que permitirá operar a los taxis voladores.

La regulación anunciada proporciona el marco para que los fabricantes desarrollen vehículos innovadores. En concreto, hace referencia a aeronaves con una configuración de asientos para nueve pasajeros como máximo y una masa máxima de despegue certificada de hasta 3.175 kilogramos.

Espacio en una plaza de aparcamiento

Actualmente, existen a nivel mundial 6 prototipos entre los que se encuentran Airbus, Boeing, Uber y ahora Tecnalia a nivel nacional.

Agustín J. Sáenz, subdirector general de Mercado de Tecnalia ha asegurado que «es un hito en el campo de la Movilidad Aérea Urbana, que nos posiciona como pioneros en Europa junto a Alemania y nos convierte en un referente mundial», Asimismo, ha afirmado que «se trata de un nuevo concepto de aeronave que se podría escalar desde uno hasta cuatro pasajeros en función de la integración demandada en cada ciudad y servicio».

Por su parte, Joseba Lasa, uno de los responsables del desarrollo, ha explicado que «la principal novedad de la aeronave de Tecnalia reside en que por su arquitectura permite que la cabina pueda mantener su propia orientación independientemente de la velocidad, una ventaja clara frente a los drones convencionales y las actuales aplicaciones tipo «air taxi». Esta característica mejora la experiencia de vuelo, permitiendo una sensación similar a la de un automóvil o un autobús, desde el punto de vista dinámico».

El producto final será autónomo, incorporando las tecnologías de posicionamiento y comunicación del resto de vehículos autopilotados. Tendrá también capacidades de aterrizaje y despegue precisos en espacios reducidos, como una plaza de aparcamiento, y podrá soportar condiciones ambientales adversas, tales como fuerte viento y lluvia, así como minimizar el flujo de aire molesto a la hora de despegar y aterrizar.

En cuanto a la interacción con la nave, el diseño ha sido pensado para maximizar su integración en la vida cotidiana del usuario y la ciudad. Habrá interacción mediante móvil, identificación de la aeronave a pie de calle, será accesible desde la parte trasera de forma cómoda y sencilla, y con suficiente espacio para acomodarse.

Tecnalia se encuentra actualmente en fase de negociación con distintos socios industriales para el desarrollo e industrialización del producto final. En un plazo de cinco años, estas aeronaves podrían ser una realidad en ciudades como Los Ángeles, Dallas, Dubai, Singapur y Tokio, que realizarán los primeros vuelos experimentales.