Retratos encadenados: el divertido reto viral que triunfa en las redes sociales

Retratos encadenados: el divertido reto viral que triunfa en las redes sociales

Una nueva corriente pictórica circula por internet: el artista cuelga su foto con el cuadro que ha pintado del que le precede, y así sucesivamente. «Cada vez soy más pequeño», dice el pionero

SUSANA ZAMORA

Cuando el artista Jan van Eyck reprodujo exactamente y con una minuciosidad microscópica, en un espejo situado en el centro del cuadro, el reflejo de la escena que había pintado en primer plano del mercader Giovanni Arnolfini y su esposa Giovanna Cenami, no podía imaginar que aquel retrato se convertiría en un icono de la pintura flamenca del siglo XV. Tampoco que siglos después sería una referencia del 'Efecto Droste', una técnica que busca incluir dentro de una imagen una versión de menor tamaño de sí misma y así sucesivamente hasta que la resolución y el espacio se hacen mínimos, ya que cada iteración reduce exponencialmente su tamaño. Ejemplos no faltan. Lo hizo Giotto di Bondone en 1320 en su 'Tríptico Stefaneschi' y, más recientemente, la banda Pink Floyd en la portada de su álbum 'Ummagumma'.

La última en sumarse, sin pretenderlo, a esta corriente ha sido Cindi Decker, una maestra de 55 años de Jacksonville (Florida) a la que las redes sociales han sacado del anonimato. A ella y a la garza que un día pintó tras dejar volar su imaginación en la clase de arte semanal a la que asistía con una amiga. «No soy una artista, solo soy una madre normal», puntualiza Decker, tras convertirse en cuestión de semanas en una de las personas más populares de la plataforma digital Reddit. En ésta, los usuarios suben textos, imágenes, vídeos o enlaces y, al votar a favor o en contra, el contenido se posiciona más o menos destacado.

En aquel momento, eran tendencia las fotografías de madres enseñando sus pinturas. Su hijo pensó que sería buena idea presumir del arte que se daba su progenitora y lanzó la imagen de Cindi mostrando sonriente su obra al incierto abismo de Internet. La presentó bajo el seudónimo de 'Gaddafo' con estas palabras: «Mi mamá pintó esto, pero está convencida de que no le gustará a nadie. Es su segundo cuadro». Su mamá pecó de modesta: la foto recibió solo en Reddit 75.000 votos y más de un millón de visualizaciones en la red social Imgur. «Ni siquiera sé qué significa un voto a favor en esa plataforma», confiesa esta pintora aficionada.

Una idea «divertida»

En realidad, el mérito de tanta popularidad no lo tiene Cindi Decker; ni su obra, cuyo valor sería cuestionable; ni siquiera su hijo, cuando se le ocurrió promocionar a su madre. El verdadero responsable es Kristoffer Zetterstrand, un artista sueco de 45 años al que, curioseando un día en Reddit, se le ocurrió pintar alguna de las fotografías que los usuarios habían colgado. Se topó con la imagen de Cindi con el cuadro de la garza en las manos y pensó que sería la «ideal» para reproducirla. «Me pareció algo divertido, una buena forma de matar el tiempo y entretenerme, pero jamás hubiera imaginado que se generaría tal corriente; ha sido una locura».

Zetterstrand se refiere a las decenas de cuadros que ha generado la fotografía original de Cindi Decker. Y es que, tras subir a Reddit una fotografía suya sosteniendo el cuadro que había pintado de Cindi y su pintura de la garza, rápidamente hubo otra usuaria, 'Lillyofthight', que repitió el ejemplo y decidió inmortalizar a Zetterstrand y a Cindi. En solo 72 horas, recibió 112.000 votos favorables. Pronto el goteo de retratos se convirtió en cascada.

Orígenes

Efecto Droste

El origen de esta técnica está en el embalaje usado por Droste, una de las principales marcas alimenticias holandesas, que comenzó a emplear una imagen recursiva impresa sobre sus envases de cacao en polvo. Esta imagen muestra a una niñera que sostiene una bandeja con una taza de chocolate caliente, junto a un envase de cacao que lleva impreso esa misma imagen en pequeño.

Cadena infinita

En el caso de Cindi Decker, los usuarios recurrieron a diagramas de flujo para rastrear el origen de la cadena.

«La última vez que conté había más de 40 pinturas. Cada vez me hago más y más pequeño», bromea Zetterstrand. En este encadenamiento de dibujos a modo de muñecas rusas, los artistas recurrieron a todo tipo de técnicas, desde el tradicional lápiz al diseño digital. Incluso, a medida que fueron sumándose artistas a esta cadena sin fin y multiplicándose el número de cuadros, algunos usuarios comenzaron a crear diagramas de flujo para así poder rastrear la evolución de lo que ha acabado siendo una nueva corriente pictórica.