Honores para Elton, el perro de la Guardia Civil que buscó a Diana Quer y Gabriel Cruz

Honores para Elton, el perro de la Guardia Civil que buscó a Diana Quer y Gabriel Cruz

El pastor belga malinois -a sus 12 años- se retira del Instituto Armado para comenzar una nueva vida lejos de las desapariciones y muerte

ISAAC ASENJOMadrid

Desde cachorro ha sido entrenado a conciencia para detectar olores imposibles para el ser humano. Siempre ha pensado que era un juego porque nunca ha sido consciente de lo vital de su presencia. Y es que Elton lleva en su nariz un laboratorio. Este pastor belga malinois tiene 12 años y lleva toda su vida al servicio de la Guardia Civil. Ha participado en medio millar de desapariciones y crímenes violentos, siendo determinante en el hallazgo del cadáver de la joven madrileña Diana Quer y del pequeño Gabriel Cruz. Ahora este héroe de cuatro patas del Instituto Armado se retira con honores y comenzará una nueva vida lejos de las desapariciones y muertes con su agente-guía Juan Manuel Sánchez García.

«Marcar y localizar el cuerpo de Diana Quer fue un momento inolvidable para todos los que estábamos allí trabajando», recuerda este profesional de la Benemérita y dueño del can.

El Servicio Cinológico de la Guardia Civil cuenta con algo más de 500 perros a los que entrena en tres disciplinas: seguridad y rescate, detectores de explosivos y detectores de drogas. Sus armas son su olfato y su instinto.

Entre otros casos, este perro ha participado en las investigaciones sobre el asesino de Pioz, el brasileño Patrick Nogueira, que mató a su primo, a la mujer de este y a los dos hijos de la pareja, de uno y cuatro años, en una casa de este pueblo de Guadalajara en 2016; o en el caso del descuartizador de Majadahonda , Bruno Hernández Vega, que mató a dos mujeres en Madrid, una en 2010 y otra en 2015, y las trituró con una picadora de carne industrial.

A partir de ahora Elton vivirá con su guía según ha confirmado la ONG @heroesde4patas, que habitualmente busca un hogar a los perros que colaboran con la Policía o la Guardia Civil una vez que dejan de participar en tareas de búsqueda. La asociación fue creada por un grupo de ocho policías repartidos a lo largo de la geografía española. «Ellos nos han servido, nosotros les buscamos hogar. Merecen terminar sus días rodeados de afecto y la atención necesaria», explica en una entrevista Rosa Chamorro, secretaria de la asociación y policía.

También se puede dar la posibilidad de que existan perros jóvenes que «tras ser adiestrados» para colaborar con dichos cuerpos estos finalmente «no tengan las aptitudes necesarias» para el papel que deben desempeñar y sean rechazados para ese trabajo. Así, algunos se retiran por edad, otros por enfermedad y otros porque no 'valen' para el trabajo.

Con un año ya comienzan su entrenamiento tras una etapa de socialización. Entre las razas de esta asociación hay malinois, pastores alemanes o labradores. Detectan droga, explosivos, dinero u otros elementos; o pueden ayudar en temas de seguridad y rescate. Lo normal es que puedan trabajar «entre seis a ocho años, de cuatro a seis horas por día», reconoce en una entrevista Juan Antonio Sanz, jefe de la Unidad de Guías Caninos de la Policía Nacional.

Pero, ¿cualquier puede adoptar estos perros? «Somos muy exigentes y rigurosos con todos los pasos», cuenta Rosa, quien además explica que «los interesados deben cumplimentar un cuestionario y pasar por un minucioso protocolo de adopción. Hacemos una entrevista y además visitamos el entorno». No vale cualquier familia para todos los perros. «Algunos son cariñosos con los niños, otros quizá no tanto. Otros valen para vivir en un piso, y hay otros que necesitan un espacio bastante amplio.», advierte.