Así es el 'diésel azul', la última oportunidad para los coches de gasoil

Así es el 'diésel azul', la última oportunidad para los coches de gasoil

El nuevo tipo de biodiésel, desarrollado por Volkswagen, contamina un 20% menos

LA VERDAD

Volkswagen, precisamente la compañía responsable del 'Dieselgate' de 2015, ha diseñado un carburante apto para todos los vehículos diésel, con independencia de su año de fabricación. El Diésel R33 o diésel azul será la última esperanza para los vehículos de gasóilque empiezan a sentirse acosados por el vehículo eléctrico.

La Universidad de Coburgo, la multinacional Bosch y la petrolera Shell han participado en el desarrollo de este nuevo combustible que emite un 20% menos de dióxido de carbono y cuya venta ya se encuentra en fase de pruebas. La planta alemana de Volkswagen situada en la ciudad de Salzgitter ya está produciendo este nuevo carburante que se está comercializando en las estaciones de servicio de Wolfsburgo (Alemania).

Entre los puntos a favor del diésel azul encontramos su composición. Está elaborado con un 33% de residuos y parafinas procedentes de aceites de cocina usados. El 67% restante está compuesto por diésel procedente del petróleo convencional con sus correspondientes aditivos. Por lo tanto, el R33 cuenta con un 33% de biodiésel mientras que el actual B7 sólo tiene un 7%.

Más sobre los carburantes

La última medida de salvamento al diésel pone de manifiesto la crisis que acompaña a este carburante a causa del cambio climático. De hecho, ayer se aprobó la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de las Islas Baleares. Esta norma prohíbe la circulación de vehículos diésel nuevos en el archipiélago a partir de 2025. Lo mismo ocurrirá con los vehículos a gasolina a partir de 2035. Además, la subvención del gobierno balear al vehículo eléctrico sólo contempla a los taxis y a los coches de alquiler.

Por su parte, los concesionarios advierten que estas medidas llegan demasiado pronto. Consideran que las infraestruturas no está preparadas y que los vehículos eléctricos son demasiado caros y carentes de suficiente autonomía.