10 alimentos que son tóxicos si los tomamos después de recalentarlos en el microondas

10 alimentos que son tóxicos si los tomamos después de recalentarlos en el microondas

La Agencia de Estándares Alimentarios del Reino Unido (FSA) asegura que son un caldo de cultivo para las bacterias

LA VERDAD

Desde que llegara el tupperware a nuestras vidas, muchos han visto la solución perfecta para comer en la oficina. Los horarios de trabajo nos han impuesto un ritmo que algunos sobrellevan comiendo fuera de casa y calentando la comida que prepararon la noche anterior en el microondas de la cafetería de la empresa.

La Agencia de Estándares Alimentarios del Reino Unido (FSA) ha estudiado la toxicidad que adquieren algunos alimentos muy comunes cuando se recalientan en el microondas.

1. Pollo

Aunque el calor suele ser un buen método para matar las bacterias, con el pollo se produce una excepción. Por su composición, el pollo tiende a acoger muchas bacterias. Debemos dejarlo enfriar después de cocinarlo y antes de guardarlo en el frigorífico. Cuando queramos comerlo debe estar muy cocinado y muy caliente para asegurarnos que no nos producirá ninguna alteración estomacal.

2. Apio

A pesar de ser un ingrediente fundamental en cremas y sopas por sus múltiples propiedades, al recalentarse se vuelve en nuestra contra por completo. Los nitratos que contiene se transforman en nitrosaminas. Esto le dota de propiedades cancerígenas y perjudica nuestra salud.

ABC

3. Huevos

El huevo o cualquier plato que contenga este ingrediente, al ser recalentado, implica un alto riesgo de padecer complicaciones estomacales. No es recomendable ni que esté al aire libre ni demasiado caliente.

4. Arroz y pasta

La bacteria que contienen el arroz y la pasta muere cuando se calienta pero suele producir unas esporas muy resistentes y tóxicas. Esto puede derivar en diarreas y vómitos. Lo ideal es guardarlo en el frigorífico cuando se haya enfriado por completo.

5. Patatas

En ocasiones, este tubérculo presenta partes verdosas. Esto indica que la patata presenta sustancias tóxicas que puede producir problemas gastrointestinales. Ni se te ocurra envolverlas en papel de aluminio para meterlas en el microondas ya que se quedarán sin oxígeno y derivará en una intoxicación alimentaria.

6. Remolacha

Se trata de un ingrediente habitual en sopas y cremas que es mejor tomar recién hechas o frías. Al calentarlas, los nitratos de la remolacha pueden convertirse en otras sustancias químicas que son peligrosas para la salud y cancerígenas.

7. Pescados y mariscos

En el caso del pescado, una vez recalentado carece de todos los nutrientes y vitaminas de los que se compone. Por tanto, pierde todos los beneficios. Peor es el caso del marisco, que alteran su composición y acaban provocando enfermedades gastrointestinales.

8. Frutas

Las uvas, por ejemplo, suelen explotar en función de la cantidad de agua que contengan. En general, todas las frutas pierden sus propiedades y nutrientes. Por lo tanto, lo ideal es mantenerlas a temperatura ambiente o en el frigorífico si se trata de melón o sandía. Descongelar cualquier fruta en el microondas también perjudica la salud.

9. Platos con bordes metálicos o de porcelana

Un exceso de calor puede hacer que el microondas arda por el choque de las ondas que produce el microondas con las chispas que podrían emitir el metal o la porcelana. Por eso es muy habitual que el plato salga muy caliente del microondas y no tanto la comida que contiene.

10. Termos

El acero inoxidable con el que está fabricada la mayoría de ellos dificulta que el interior se caliente con normalidad y además hacen que el microondas no funcione con normalidad. No obstante, algunos termos de plástico y todos los de cerámica se pueden introducir en el microondas sin ningún riesgo.

El Corte Inglés

 

Fotos

Vídeos