¿El ejercicio puede aumentar el apetito?

¿El ejercicio puede aumentar el apetito?

Cuando hago ejercicios (un par de veces por semana) regreso a casa con mucha hambre. ¿A qué puede deberse? ¿Cómo debería alimentarme en esos casos? ¿Será que el ejercicio puede hacer que engorde? Soy mujer y tengo 35 años.

DR. PABLO ARANDA

Por lo que comenta en las preguntas, quizá pueda deberse a que no mantiene una alimentación correcta de cinco comidas al día y que, cuando llega a la hora en la que va a practicar deporte, lo hace con hambre. Lógicamente, si es este el caso, después de esa actividad física se disparan las ganas de comer. Otra causa puede estar, quizá, en que realiza un deporte de alta intensidad y, de este modo, quema los hidratos de carbono que tiene en reserva y el cuerpo le pida comer más.

Como hace ejercicio dos días a la semana y, aunque no lo sé, quizá no tenga una forma física adecuada, habría que valorar la posibilidad de aumentar los días de práctica de ejercicio a tres días por semana y, uno de ellos, hacer ejercicio de muy baja intensidad, para potenciar el metabolismo de las grasas y obtener más energía de éstas que de los hidratos de carbono. De este modo, irá regulando el aspecto metabólico, que puede que esté ligeramente alterado.

La forma ideal de alimentarse sería la de realizar cinco comidas al día, con desayuno y comida fuertes, la cena ligera pero de dos platos y tomar algo a media mañana y a media tarde. También puede ser aconsejable ajustar la finalización de la práctica deportiva con el momento de la ingesta de una de las comidas o ajustar la hora de la toma de la merienda a una hora aproximadamente antes de hacer deporte y luego, al acabar el ejercicio, cenar.

El ejercicio no tiene por qué engordar necesariamente. En su caso, quizá debería llevar un planteamiento deportivo y de entrenamientos un poco más estructurado. Una consulta personalizada con un profesional sobre este tema, con más detalle sobre su caso particular, puede ser de mucha ayuda.