Disparan, apuñalan y desfiguran con la 'sonrisa del Joker' a un hombre en Marbella

Disparan, apuñalan y desfiguran con la 'sonrisa del Joker' a un hombre en Marbella

La víctima, de origen británico, sigue ingresada en el Hospital Costa del Sol con «múltiples heridas» de arma blanca y de fuego, y fracturas en las extremidades

JUAN CANO / HÉCTOR BARBOTTAMálaga

Un ciudadano británico permanece ingresado en el Hospital Costa del Sol con heridas por arma blanca y de fuego. Entre otras lesiones, presenta dos grandes cortes a ambos lados de la cara, una agresión conocida como 'la sonrisa de Joker' (por el mítico villano enfrentado a Batman), 'la sonrisa del payaso' o también 'the Glasgow smile', al considerarse esta forma de tortura originaria de esa ciudad escocesa que, al parecer, llegó a adquirir cierta popularidad en los ajustes de cuentas entre bandas rivales en Reino Unido.

El hombre ingresó en el hospital marbellí la medianoche del sábado al domingo. Además de los apartosos cortes con los que le han desfigurado la cara, presenta «heridas múltiples» de arma blanca y de fuego y distintas fracturas en ambas extremidades, según informaron fuentes sanitarias. El británico fue intervenido quirúrgicamente esa misma noche y recibirá el alta médica a lo largo de hoy, según fuentes hospitalarias.

Tras tener conocimiento del ingreso, la Policía Nacional se hizo cargo de la investigación para aclarar las circunstancias de la agresión e identificar a los autores. Fuentes cercanas al caso aseguraron que la víctima no se ha mostrado colaboradora, al menos de momento, y apuntaron un dato: el hombre solo llevaba dos horas en Marbella. Todo parece indicar, por tanto, que acudía a una cita que se acabóconvirtiendo en una trampa casi mortal.

El herido solo llevaba dos horas en Marbella cuando fue objeto de la brutal agresión

Los disparos que recibió se concentran en las piernas, algo significativo para la policía, ya que sugieren que se trata de un aviso. Como también lo son los cortes que le hicieron a los lados de la cara, con los que habrían buscado marcarlo. La saña demostrada por sus agresores y torturadores ha sorprendido a los investigadores, que trabajan con la hipótesis de que se trata de un ajuste de cuentas. De hecho, del caso se ha hecho cargo la Unidad contra las Drogas y el Crimen Organizado (Udyco)-Costa del Sol.

Apenas 48 horas después, la policía mató en un tiroteo a otro ciudadano británico, Sean Hercules, de 39 años, que recibió a balazos a los agentes que iban a identificarlo en la habitación del aparthotel de Estepona donde se alojaba. En un primer momento se especuló con que se investigaba la posible relación entre la agresión al primer británico, la de la sonrisa del Joker, y su compatriota fallecido en el enfrentamiento con la policía el lunes. Sin embargo, las fuentes consultadas por este periódico aseguran que, a priori, ambos sucesos no estarían vinculados, ya que las balas que alcanzaron a la vítima del sábado no coincidirían con las que se hallaron en el coche de Hercules –tras un accidente de tráfico que tuvo el lunes por la mañana en Puerto Banús, y por el que la policía empezó a buscarlo– y en la habitación 21 del aparthotel donde ese mismo día encontraría la muerte tras un intercambio de disparos con tres agentes de Atracos que dejó más de 60 casquillos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos