Cifuentes, a Díaz Ayuso: «No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille la nuestra»

Cifuentes saluda a Díaz Ayuso. /EFE
Cifuentes saluda a Díaz Ayuso. / EFE

La futura presidenta de la Comunidad marca distancias con la etapa anterior del PP dejando claro que, aunque «no reniega de nadie», se considera «otra persona, con otro perfil y otra etapa»

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Crece la tensión entre el viejo y nuevo PP de la Comunidad de Madrid a cuenta de la petición de Anticorrupción de imputar a los expresidentes Esperanza Aguirre, Ignacio González y Cristina Cifuentes a cuenta de la supuesta 'caja B'.

Cifuentes, quien renunció al Ejecutivo regional en abril del año pasado en medio del escándalo por su máster en la Universidad Rey Juan Carlos y tras difundirse un vídeo en le que se la veía sisando cremas de un supermercado, respondió este miércoles a la futura presidenta, Isabel Díaz Ayuso, quien minimizó el martes su «nexo» con sus predecesoras en el cargo. Su relación era la de cualquier militante y afiliado en el PP durante las épocas que fueron presidentas, dijo. Para rematar aseguró que su perfil es diferente al de las anteriores líderes de la formación o que su misión es mirar para el futuro y no a un pasado que, por otra parte, está repleto de casos de corrupción.

«No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille la nuestra», señaló Cifuentes, una frase pronunciada por el líder de la independencia de La India, Mahatma Gandhi. Traducido al leguaje político madrileño, la expresidenta censuró que quien será sucesora reniegue de un pasado del que formó parte con responsabilidades como la de diputada en la Asamblea regional o como viceconsejera de Presidencia y Justicia. Bajo el mandato de Aguirre fue nombrada además responsable de redes sociales del PP madrileño.

Cifuentes ha mantenido un perfil bajo desde que abandonó la primera línea política. Al margen de alguna aparición pública, la expresidenta ha optado por las redes sociales para expresarse, en muchas ocasiones para desvincularse de los escándalos a los que se la vincula. Lo hizo tras conocerse la petición de la Fiscalía para que sea imputada junto a Aguirre y González. «Supongo que estoy pagando no haber bailado al son que algunos marcaban y haber levantado determinadas alfombras, pero el tiempo pondrá las cosas en su lugar», escribió en Instagram.

La expresidenta, que fue elegida por Mariano Rajoy como sustituta de González como candidata del PP en 2015, siempre ha mantenido que el precipitado fin de su carrera política estuvo motivado por la cruzada que emprendió contra la corrupción en el PP nada más hacerse con las riendas del Ejecutivo regional.

A la espera de lo que pueda decidir la Audiencia Nacional sobre la 'caja B', Cifuentes aún permanece investigada por falsedad documental en el 'caso Máster', un delito que podría acarrearle tres años y tres meses de prisión. En las próximas semanas se conocerá si también es imputada junto a sus dos antecesores en la presidencia de la Comunidad de Madrid por la financiación irregular del partido.

La acusación

Según la Fiscalía, Aguirre, González y Cifuentes -presidentes de la Comunidad de Madrid de forma sucesiva desde 2013 a 2018- el PP regional se habría financiado con donaciones ilegales de la empresa tecnológica Indra.

El dinero habría llegado al partido entre 2008 y 2013 a través de una red societaria de testaferros. La empresa habría aportado a la supuesta caja B de la formación conservadora al menos 1.054.247 euros. Cifuentes no formó por parte del Gobierno madrileño durante aquellos años, pero según señala Anticorrupción participó en mesas de contratación supuestamente amañadas.

La sesión de investidura

La primera sesión comenzará el próximo lunes 12 a las doce del mediodía. En ella, Díaz Ayuso expondrá sin límite de tiempo su programa político. El miércoles se reanudará el Pleno a las diez de la mañana para que los portavoces de cada grupo parlamentario expongan su posición de voto y sus argumentos durante treinta minutos. La candidata les podrá contestar sin límite de tiempo.

A continuación, podrán volver a replicar durante quince minutos y la respuesta de la popular cerrará el debate. El presidente deberá entonces suspender la sesión y anunciar la hora de la votación de investidura. Si Díaz Ayuso consigue el voto favorable de la mayoría de absoluta de la Cámara madrileña (67 diputados), obtendrá la confianza de la Asamblea regional.