Investigan al comercial al que robaron medio millón de euros en joyas en Totana

El coche que contenía los maletines con joyas robados en Totana. gc/
El coche que contenía los maletines con joyas robados en Totana. gc

La Guardia Civil detiene en Tarragona a dos de los cuatro presuntos autores del delito, miembros de una organización kosovar

LA VERDAD

La Guardia Civil ha detenido a dos hombres por el robo de alhajas valoradas en medio millón de euros a un representante de joyería de Totana, quien, a su vez, está siendo investigado por simulación de delito. Además, la Guardia Civil ha dictado una orden de búsqueda y detención a través de Interpol para los otros dos integrantes del grupo identificados, que se encuentran en paradero desconocido.

La 'Operación Zirconia' ha permitido esclarecer la sustracción de gran cantidad de piezas de joyería a un representante, investigado por simulación de delito, ya que denunció un robo con intimidación mientras que lo que supuestamente sucedió fue un robo con fuerza.

Las actuaciones comenzaron a finales de 2017, cuando el representante informó a los agentes de que un grupo de personas le intimidaron y amenazaron hasta que consiguieron arrebatarle varios maletines que contenían gran cantidad de piezas de joyería de considerable valor, cercano al medio millón de euros. Las pesquisas permitieron identificar a los integrantes del grupo delictivo, cuatro individuos de origen kosovar residentes en Salou (Tarragona) y Barcelona. El dispositivo de búsqueda culminó con la detención de dos de los integrantes de la banda como presuntos autores de un delito de robo con fuerza. Los otros dos integrantes del grupo identificados se encuentran en paradero desconocido, por lo que se ha dictado orden internacional de búsqueda y detención a través de Interpol.

Paralelamente, la Guardia Civil ha investigado al representante de joyería y le han instruido diligencias acusado de haber simulado inicialmente un delito de robo con intimidación, cuando se trataba de un robo con fuerza. Los investigadores han constatado que el denunciante dejó su vehículo estacionado y sin vigilancia con las joyas ocultas en su interior.