El Supremo evita que se abone 748,9 millones a Ausur por la autopista Cartagena-Alicante

El alto tribunal rechaza las indemnizaciones pedidas por las concesionarias «por daños y perjuicios»

EFEM URCIA

El Tribunal Supremo ha decidido en dos sentencias que el Estado no tiene que abonar a las empresas concesionarias de autopistas Aumar y Ausur cerca de 1.500 millones de euros en concepto de «reequilibrio económico-financiero e indemnización por daños y perjuicios» en estas infraestructuras.

Las citadas compañías habían solicitado sendas indemnizaciones de 785 millones de euros, en el caso de Aumar, que gestionaba tres tramos de autopistas de peaje: Tarragona-Valencia (AP-7 Norte), Valencia-Alicante (AP-7 Sur) y Sevilla-Cádiz (AP-4); mientras Ausur, que desde 1998 explotaba la autopista del Sureste (Alicante-Cartagena), reclamaba 748,9 millones de euros. En ambos casos, las concesionarias alegaban que se había producido una «ruptura de la ecuación financiera del contrato», después de que se construyera una autovía paralela, funcionalmente equivalente a las que ellos gestionan y libre de peajes, lo que provocó una disminución de sus ingresos.

Pero la sala de lo contencioso administrativo considera que «en más de 40 años de explotación, la concesionaria no puede pensar ni pretender que las infraestructuras viarias en el entorno de sus 500 kilómetros de autopistas continúen sin desdoblarse y sin cinturones viarios que rodeen las ciudades». En su opinión, pretender la «petrificación» de la red viaria próxima a sus autopistas de peaje desde el otorgamiento de las concesión, «a principios de los años 70 del siglo pasado», es algo «al menos, llamativo como argumento».

El alto tribunal destaca que no ha existido ninguna actuación de la Administración del Estado, «al margen de su normal y correcta actividad de mejora de la red viaria», que haya podido ocasionar a las concesionarias «consecuencias onerosas», de ahí que no sea necesaria la indemnización. El Estado, recalca la sentencia, ha actuado «en interés de los ciudadanos».