Salud confina la Región de Murcia y prohíbe la movilidad entre municipios

Los diez municipios con mayor incidencia de casos pasarán a Fase 1 flexibilizada

Control policial en Lorca, el pasado mes de septiembre./Jaime insa / AGM
Control policial en Lorca, el pasado mes de septiembre. / Jaime insa / AGM
Fernando Perals
FERNANDO PERALS Murcia

El Comité de Seguimiento de la Covid-19 en la Región de Murcia ha decretado el confinamiento perimetral de la comunidad autónoma y, a su vez, el de los 45 municipios del territorio ante la propagación descontrolada de la pandemia del coronavirus en los últimos días. Así lo comunicó el presidente del Ejecutivo regional, Fernando López Miras, en la tarde de este miércoles. Esta medida se alargará al menos durante 15 días, a partir del próximo viernes, según ha podido saber LA VERDAD. Además, López Miras informó de que los diez municipios con mayor incidencia de casos pasarán a Fase 1 flexibilizada.

Estas medidas aún más restrictivas afectarán a Totana, Abanilla, Archena, Beniel, Bullas, Ceutí, Cieza, Fortuna, Lorquí y Torre Pacheco. En estos municipios, además de respetar la restricción horaria nocturna, los locales tan solo podrán ofrecer servicio en terrazas y se prohibirá el acceso al interior de los mismos. Esta Fase 1 flexibilizada estará en vigor, en principio, hasta el 9 de noviembre.

El confinamiento perimetral de todo el territorio regional y de cada municipio prohíbe a los ciudadanos desplazarse a las localidades y autonomías adyacentes. No obstante, el Boletín Oficial del Estado (BOE) plantea diversas excepciones por las que sí será posible viajar a otros territorios, como la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; el cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales, institucionales o legales; la asistencia a centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil; el retorno al lugar de residencia habitual o familiar; la asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; el desplazamiento a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes: las actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables; o causa de fuerza mayor o situación de necesidad.

Esta decisión llega con el fin de frenar la curva de contagios y evitar así el «colapso» en los centros sanitarios que los expertos de Salud vaticinan desde hace días. Y es que los datos de positivos diarios y de ingresos hospitalarios no dejan de crecer con el paso de los días y la situación es «de máxima preocupación», tal y como avanzaba el portavoz técnico del Comité de Seguimiento de la Covid-19, Jaime Pérez. La incidencia de la Región en 14 días se ha disparado de manera incontrolable: de 434 casos por cada 100.000 habitantes hace siete días hasta 577, según la Consejería de Salud.

El presidente de la Región, Fernando López Miras, el consejero de Salud, Manuel Villegas, y el portavoz técnico del Comité del Seguimiento de la Covid-19 en la Región, Jaime Pérez, comparecerán en las próximas horas para informar del resto de detalles de la reunión.