«Un día pasará algo gordísimo»

El joven herido en la cabeza. /P. L.
El joven herido en la cabeza. / P. L.

Tres marroquíes golpean a un compatriota para robarle el móvil en la cola del desayuno de una ONG de Murcia y le clavan un destornillador en la nuca

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Una mañana más la calle Mariano Padilla de Murcia amaneció con una larga fila de usuarios frente a la Asociación Neri. «Estábamos repartiendo desayunos cuando la gente ha empezado a chillar», relata Soad, una empleada de esta ONG. Eran las 9.35 horas de ayer, cuando en la cola se produjo un intento de robo con violencia que se saldó con dos heridos por arma blanca. «Al salir a la calle había tres chicos golpeando a otro», confirmó.

Todos ellos eran usuarios de la ONG, de nacionalidad marroquí, viven en la calle y suelen ganarse la vida como 'gorrillas' en los barrios de La Fama, San Andrés y El Carmen. Durante el robo, según fuentes de la Policía Local, trataron de arrebatarle el móvil a un compatriota, que también es un 'sin techo'. «La víctima ofreció resistencia y uno de los ladrones sacó un destornillador y se lo clavó en la nuca», remarcaron. Hamid, un sordomudo que ayuda a repartir los desayunos en la ONG, salió al exterior a socorrer al herido. «Otros usuarios también le ayudaron», apuntó Soad. De hecho, la Policía Local confirmó que el marroquí que portaba el destornillador hirió a una de las personas que trató de evitar el robo y también «acometió varias veces contra un usuario, de nacionalidad española, pero no sufrió heridas porque impactó contra su cartera».

Desde la Asociación Neri solicitaron presencia policial y los tres agresores se dieron a la fuga. Una ambulancia con personal médico se ocupó de estabilizar a la víctima, de 22 años, colocándole una venda por la cabeza para taponar la hemorragia. Los testigos explicaron a los agentes que el joven que portaba el destornillador huyó en una bicicleta amarilla y se montó un dispositivo de búsqueda que logró interceptarle en la calle Melilla. «Parece que tiró el arma de la agresión durante la huida». El detenido, de 20 años, está en situación irregular en el país y fue trasladado a la Comisaría de San Andrés a prestar declaración.

La Asociación Neri reclama una patrulla fija, de 9 a 11 horas, para incrementar la seguridad

Escrito al Ayuntamiento

Fuentes de la Jefatura Superior indicaron ayer que el joven fue arrestado por una tentativa de robo con violencia y lesiones, como supuesto autor de la agresión con el destornillador. «Cuando pase a disposición judicial podría hacerlo por una tentativa de homicidio». Tanto Policía Local como Policía Nacional iniciaron ayer la búsqueda de los otros dos implicados en el robo, así como del segundo de los usuarios de la ONG que resultó herido tratando de auxiliar a la víctima del robo. «Se están haciendo gestiones con los centros de salud y los hospitales de Murcia para localizarlo».

La riña generó malestar en la Asociación Neri. «A principios de año contábamos con una patrulla que venía al reparto de los desayunos, luego dejó de venir, y después del verano solicitamos al Ayuntamiento por escrito presencia policial, pero no tenemos una patrulla fija», explica una portavoz de la ONG. «Muchas de las voluntarias son mujeres y un día pasará algo gordísimo», advierte.

Cada día atienden a indigentes, de 9 a 11 horas, y les gustaría contar con una pareja de agentes en esa franja porque «viene gente con historias muy duras, que consume drogas y alcohol». La ONG pone como ejemplo el comedor de Jesús Abandonado, que tiene presencia policial fija toda la semana, de 12.30 a 13.30 horas, y de 19 a 20 horas.

Desde la Policía Local de Murcia confirmaron que «no tenemos una unidad fija» en la puerta de Neri, pero subrayaron que «es un lugar de interés policial y está incluido dentro de nuestra programación; las patrullas de Barrio y de Seguridad Ciudadana pasan por allí».

Temas

Sucesos
 

Fotos

Vídeos