El PSOE exige un plan urbano tras seis años de «diseños a patadas»

Denuncia una situación de «desorden total» desde que el Tribunal Superior de Justicia anuló el anterior documento municipal

LA VERDAD

Cansado del crecimiento «descontrolado» de Puerto Lumbreras, el PSOE emitió este viernes un comunicado de prensa en el que exige que el equipo de gobierno se ponga las pilas para la elaboración de un Plan General Municipal de Ordenación y anuncia su intención de solicitar la convocatoria urgente de la Comisión Especial Plan General de Ordenación Urbana, «una comisión que, tres meses después de su creación, aún no ha sido convocada ni una sola vez».

Hace seis años que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) declaró nulo el anterior plan urbano, «creado por el Partido Popular a sabiendas de que incumplía normas legales básicas», dice el comunicado. «En estos seis años, el PP no ha sabido poner en marcha su aprobación, además de negar sistemáticamente la aportación del resto de formaciones».

Desde el PSOE se quejan del «desorden actual» en materia de urbanismo y constata la necesidad de «un documento que recoja el crecimiento natural del municipio» para evitar esta situación, «en la que se permite la construcción de gasolineras y otras actividades insalubres dentro del casco urbano, al mismo tiempo que se bloquea la construcción de viviendas en las mismas zonas residenciales», manifestó la portavoz municipal del PSOE, María Rosa García, quien consideró «inasumible continuar con este desarrollo urbanístico sin orden ni control. Nos encontramos ante un municipio bloqueado y diseñado a patadas».

Según reza el documento distribuido por el PSOE municipal, después de seis años sin diseños planificados, «Puerto Lumbreras es un municipio en parálisis total, con una situación insostenible en lo económico y de desesperación para susvecinos». Por esta razón, consideran que «ha llegado el momento de tomar la iniciativa y forzar los trabajos de redacción de un plan legal y adecuado al municipio, documento que debe de estar sobre la mesa de forma inminente».

Del mismo modo, García también manifestó su intención de iniciar una ronda de contactos para forzar que su redacción «se acelere lo máximo posible».