El PP pide la dimisión del alcalde de La Unión por la riña de la 'noche loca' de Portmán

El regidor traslada «una queja» al delegado del Gobierno y a la Policía Local por la ausencia de vigilancia

P. S.

El PP pidió ayer, durante la celebración del Pleno, la dimisión del alcalde, Pedro López, «por los sucesos violentos ocurridos la madrugada del domingo en las fiestas patronales de Portmán», afirmó su portavoz, Sofía Manrubia.

Tal y como adelantó 'La Verdad', unas treinta personas transformaron las calles de la localidad en una batalla campal entre las 5.45 y las 6.15 horas. En ese tiempo no hubo vigilancia, puesto que el dispositivo de Guardia Civil había finalizado y la patrulla de Policía Local se volvió a su base para el cambio de turno. Manrubia hizo responsable al primer edil «por la omisión de sus deberes, como máximo responsable de seguridad, y la mala imagen que está dando el municipio».

En la sesión, López indicó que «no hay motivo para dimitir» porque él mismo se sintió «sorprendido por la ausencia de agentes cuando todo se había planificado la semana anterior en la Junta Local de Seguridad». El regidor se mostró «apesadumbrado y triste» por el final que tuvieron las fiestas de Portmán y trasladó su «solidaridad a los vecinos y a quienes fueron víctimas de estas agresiones injustas a manos de maleantes». López Milán aseguró que trasladó «una queja» tanto al delegado del Gobierno como a la Policía Local «por no prever que Portmán se quedaría sin vigilancia en los cambios de turno». Y se comprometió a que «en lo sucesivo, escenarios tan complejos como estos no se queden sin agentes en el municipio».

La Policía ya tiene identificados a varios participantes de la reyerta y espera poder incoar las responsabilidades penales que se hubieran ocasionado. Por su parte, el portavoz vecinal, Daniel Portero, tachó los hechos de «un espectáculo bochornoso en el que se empaña el trabajo de muchos vecinos para sacar adelante unos bonitos días», y pidió «vigilancia policial las 24 horas, los 365 días del año».