Hellín propone un tren turístico que enlace Agramón y Calasparra

Parte del trazado ferroviario junto al embalse. / c. c.
Parte del trazado ferroviario junto al embalse. / c. c.

El Pleno de la localidad albaceteña aprueba una moción para que no se desmonten las vías férreas que transcurren por Camarillas

CLAUDIO CABALLEROCalasparra

El Ayuntamiento de Hellín ha aprobado una moción encaminada a que no se desmonten las vías férreas que actualmente transcurren por las inmediaciones del embalse del Camarillas y que, antes de la entrada en funcionamiento de la variante, conectaban las estaciones de Agramón y Calasparra. Durante el Pleno, la Corporación aprobó instar al Ministerio de Fomento para que ordene a Adif la tramitación documental necesaria con el objetivo de que no se desmantelen estos centenarios raíles.

Con los votos a favor del PSOE, la Agrupación de Electores de Hellín y Vox salió adelante esta iniciativa, que además insta a la Diputación de Albacete a que se inicien los trabajos de recuperación de las estaciones de Minateda y Agramón, con el propósito de establecer un tren turístico entre ambas estaciones y Calasparra. Este proyecto sustituiría a otro anterior, también aprobado por el Consistorio hellinero, que sí conllevaba desmontar las vías y que iba a convertir el antiguo trazado del tren en una vía verde.

María Jesús López, concejal de la Agrupación de Electores de Hellín que gobierna en coalición con los socialistas, destacó que «la pretensión es procurar que estas vías no se desmonten, puesto que si lo consentimos, jamás volverá a pasar un tren por poblaciones como Agramón, Las Minas y Calasparra».

Conesa visitó la variante

Además, la edil independiente recordó que el anterior delegado del Gobierno de la Región y actual secretario general del PSOE, Diego Conesa, durante una visita hace dos años, «anunció una variante de proyecto inicial que consistía en el mantenimiento de la vía férrea entre Calasparra y Cieza con objeto de no aislar Calasparra y permitir, en un futuro, la creación de una línea de cercanías que conectase Cieza con el Noroeste a través de Calasparra». La edil añadió que, «si conseguimos un compromiso similar, podremos preservar las estaciones de Agramón y Calasparra y que esa línea no acabe finalmente desapareciendo».

Pero la idea de conservar las vías del tren en su trazado actual desde Agramón hasta Calasparra sería incompatible, en algunos de sus tramos, con el proyectado recrecimiento del pantano del Camarillas para que el embalse almacene 300 hectómetros cúbicos más. En este sentido, en el Pleno no hubo un pronunciamiento claro al respecto a excepción del expresado por la concejal de Vox, la murciana Raquel Tomás Pedrosa, que esgrimió que la conservación de la vía sería una forma de frenar el recrecimiento del pantano. El propio Ayuntamiento de Hellín y otros estamentos públicos y privados vienen oponiéndose a estas obras al considerar que inundarían gran parte de las tierras de regadío tradicional del río Mundo.