La UCAM despliega una ofensiva contra «la persecución y el maltrato» del PP

José Luis Mendoza, el pasado lunes, en Madrid, junto al presidente Pedro Sánchez. / lv
José Luis Mendoza, el pasado lunes, en Madrid, junto al presidente Pedro Sánchez. / lv

La Universidad de Mendoza denuncia en un envío masivo de cartas «los graves perjuicios» que sufre «por la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento»

LA VERDAD
LA VERDAD

La UCAM atraviesa uno de los momentos más delicados de su historia en la Región de Murcia ante la posibilidad, más que probable, de que el fiscal solicite la apertura de juicio por el presunto delito urbanístico cometido al construir varios edificios en el campus de Los Jerónimos sin la correspondiente licencia. Días después de conocerse que la Fiscalía rechazó la solicitud de sobreseimiento reclamada por la UCAM y pidió que se continuara la causa por el procedimiento abreviado, como adelantó 'La Verdad', ayer comenzó a circular el contenido de dos tipos de cartas, elaboradas desde la dirección de la Universidad que preside José Luis Mendoza.

El objetivo de esa campaña masiva de cartas es reclamar que se reconozca «el interés social» de la UCAM, en aras de lograr la regularización de las citadas obras, a través del expediente administrativo que está en manos de la Administración regional. Aunque una hipotética legalización podría evitar en última instancia la demolición de lo construido sin licencia en esos terrenos protegidos, la Fiscalía mantiene que ello no tendría repercusión alguna en el proceso penal, toda vez que considera que el delito está consumado.

El contenido de la carta dirigida a los trabajadores era, al menos en su primera versión, especialmente duro con el PP regional, más aún en vísperas de un proceso electoral. «Mostramos nuestro gran malestar por la persecución, el maltrato y los graves perjuicios que esta institución sin ánimo de lucro, y que es un bien enorme para la Región de Murcia, está sufriendo por parte de la Administración Pública, tanto del Gobierno de la Comunidad Autónoma como del Ayuntamiento».

La institución docente dice que los trabajadores solo buscan «defender sus empleos y su estabilidad económica»

Una copia de este documento llegó ayer a manos del Gobierno murciano, que decidió no pronunciarse sobre su contenido.

Una de las cartas que estos días se difundieron, en una primera instancia, para recabar el apoyo de los trabajadores de la UCAM.
Una de las cartas que estos días se difundieron, en una primera instancia, para recabar el apoyo de los trabajadores de la UCAM. / LV

La misiva mete especial presión a las autoridades al recordar que «esta institución genera un alto grado de empleabilidad y estabilidad laboral a todos los que trabajamos en ella, así como una gran riqueza en toda la Región, especialmente en el entorno de Los Jerónimos».

En la otra carta, que ha sido remitida a decenas de empresas, instituciones y ONG que colaboran con la universidad privada, se pone en valor cómo estas son beneficiarias de las actividades de educación superior, investigación y acción que realiza la UCAM. Se pide además a estas entidades que especifiquen por qué esta universidad es «de interés público» para ellas.

Canalizando la indignación

Ayer, un portavoz de la institución docente confirmó esta campaña y ofreció las siguientes explicaciones: «Desde hace tiempo, y especialmente en los últimos meses, numerosos trabajadores de la UCAM, alumnos, empresas e instituciones con las que trabajamos, nos vienen mostrando su malestar e indignación por el trato discriminatorio que la Comunidad y el Ayuntamiento de Murcia viene dando a esta institución, que consideran injusto y dañino».

«En varios casos -prosiguió- nos han pedido manifestarse y llevar a cabo protestas, que por indicación del presidente (José Luis Mendoza) se han venido parando, a la espera de que los numerosos problemas se fueran solucionando. No obstante, y ante la dilación irresponsable de los políticos, la UCAM, que cuenta con más de 20.000 alumnos y que tiene 3.434 trabajadores, entiende que no debe obstaculizar que estos quieran defender sus puestos de trabajo y la estabilidad económica de sus familias; una preocupación que esta institución ha decidido canalizar ante la Administración».

Esta fuente confirmó que los escritos se remitirán al consejero de Fomento, Patricio Valverde, y al presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, «con el fin de exigirles que reconozcan y respeten los derechos de esta institución de educación superior, declarada de Interés Público por el Estado español».

El lunes, José Luis Mendoza participó en Madrid en la presentación de la Oficina de Atención al Deportista, con la que trabaja estrechamente la UCAM. Al acto, celebrado en el Comité Olímpico Español, asistió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.