Miras impulsa un frente autonómico para defender el Tajo-Segura

López Miras, con Lucas Jiménez, en la convención del PP. / pprm
López Miras, con Lucas Jiménez, en la convención del PP. / pprm

El jefe del Ejecutivo enviará mañana cartas a los presidentes de Andalucía y Comunidad Valenciana para celebrar una cumbre sobre agua

LA VERDAD / EFE

El presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, va a impulsar una cumbre autonómica del agua, a la que invitará a sus homólogos de Andalucía, Juan Manuel Moreno, del PP, y la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, del PSOE. Miras enviará cartas a ambos mañana lunes. El objetivo de esta reunión será establecer un frente autonómico en defensa del Trasvase Tajo-Segura, que, según el responsable del Partido Popular en la Región, «está en peligro cada vez que gobierna el PSOE».

Miras realizó este anuncio durante la clausura de la convención regional 'Hacia una gran Región con el agua como factor de desarrollo', que tuvo lugar ayer en San Javier. Quiere que sea «un encuentro entre presidentes autonómicos que compartimos un mismo problema, que es la falta de agua», con el fin de «acercar posturas desde la unión, el convencimiento y con las garantías de la ley».

López Miras insiste en que la solución a los problemas hídricos en España pasa por un Pacto Nacional del Agua que, según afirmó, impulsará Pablo Casado si se convierte en presidente del Gobierno tras las elecciones del 28 de abril. Recordó que su partido presentó en el Congreso de los Diputados una proposición de ley en la que se planteaba la inversión de 20.000 millones de euros y más de 300 actuaciones, no solo en las cuencas deficitarias sino también en las cedentes.

Respuesta a García-Page

Durante la convención colearon las palabras del jefe del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, que reclamó el viernes la realización de una auditoría oficial sobre «el negocio oscuro en torno al agua en el Levante español». Miras respondió que hablar de una mafia del agua «es una mentira, una sandez y una acusación falsa».

En San Javier estuvieron distintos representantes del mundo agrario regional. Lucas Jiménez, presidente del Sindicato Central de Regantes del Trasvase, señaló que aumentar exponencialmente el caudal ecológico del Tajo no beneficia ni al Levante ni a los pueblos ribereños de Entrepeñas y Buendía, pero sí a Portugal. Juan Marín, de Proexport, reclamó que se investigue qué se ha hecho con el dinero que Castilla-La Mancha ha recibido de los regantes por el agua del Trasvase durante estos años, mientras que Santiago Martínez, de Fecoam, acusó a Page de ir en contra de su propia comunidad, donde mucha gente vive del Acueducto.