La procesión de San José y la quema de su falla ponen fin a diez días festivos en Lorca

La imagen de San José en su salida en procesión./Paco Alonso/ AGM
La imagen de San José en su salida en procesión. / Paco Alonso/ AGM

I. R.

Después de diez días repletos de actividades festivas, conciertos, feria, chiringuitos y también conferencias, competiciones deportivas y exhibiciones de danza, el barrio de San José dio por concluidas este martes por la noche sus fiestas patronales con la quema de la falla, realizada por los vecinos con materiales reciclados. El monumento ha presidido estos días el parque Pepe Plazas y María Carrillo, centro neurálgico de la vida social de la populosa barriada.

Por la mañana, tuvo lugar la tradicional procesión con la imagen del Patrón, que ha sido restaurada recientemente por alumnos de una escuela taller municipal, que han reparado pequeñas roturas y pérdidas de volúmenes y policromías de la imagen.

El trono en el que procesionó la imagen del santo también ha precisado de un tratamiento general de reajuste y nuevo lacado.

La talla recorrió a hombros de sus fieles algunas de las principales calles del barrio, acompañada de buena parte de la Corporación municipal y de los vecinos de San José.