Detienen al atracador de un locutorio en Lorca que usó una pistola de aire comprimido

Otro hombre robó el coche a un comerciante mientras descargaba mercancías para su supermercado en la calle Álamo

Pilar Wals
PILAR WALS

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a un hombre uruguayo de 34 años como presunto autor de un delito de robo con intimidación, ya que se le atribuye la autoría de un atraco a un locutorio armado con una pistola de aire comprimido con la que encañonó a la propietaria.

Según el relato de la denunciante, el hombre la amenazó con la pistola dentro de su local, al que entró esgrimiendo el arma y en el que accedió hasta la caja registradora de la que se llevó todo el efectivo que había en el interior.

Los agentes que se desplazaron al locutorio asaltado constataron la veracidad de la denuncia y con los datos facilitados por la mujer y una prueba de reconocimiento fotográfico lograron identificar al presunto autor de los hechos.

Resultó ser un hombre ya conocido para la policía, con numerosos antecedentes y que horas antes del atraco ya había sido puesto a disposición judicial como presunto autor de otro robo con fuerza.

Botín de otros robos

Los agentes establecieron un dispositivo de control en las inmediaciones de su domicilio que lo interceptó al salir de la casa, mientras portaba el arma usada en el asalto al locutorio. En el registro de la vivienda los policías intervinieron diversos objetos para determinar su procedencia, ya que no se descarta que sean botín de otros robos todavía en proceso de investigación.

Y estos días también se ha producido el robo de un vehículo de un comerciante de la calle Álamo. El hombre dejó el vehículo parcialmente sobre la acera, arrancado y con las llaves en el contacto mientras descargaba mercancías para su supermercado. Realizó varios viajes para adentrar en su negocio cajas con productos de alimentación y limpieza. A la vuelta de uno de ellos, se dio cuenta de que alguien se había introducido en el vehículo y había emprendido la marcha. El ladrón huyó precipitadamente del lugar ante la sorpresa del comerciante y de algunos clientes que en ese momento se encontraban en el negocio realizando sus compras.