El juez llama a declarar al constructor Salvador Águeda por el 'caso Umbra'

El constructor ilicitano Salvador Águeda, en una fotografía de archivo./LV
El constructor ilicitano Salvador Águeda, en una fotografía de archivo. / LV

El investigado se ofreció el pasado mes de noviembre a prestar declaración tras revelar que el intermediario Renato del Noce le ofreció que se encargara de la rehabilitación del Casino de Murcia

EFEMurcia

El Juzgado de Instrucción de Murcia que investiga el 'caso Umbra', de presunta corrupción urbanística, llamó a declarar para el 15 de febrero al constructor ilicitano Ramón Salvador Águeda, que es uno de los investigados en la causa.

El magistrado David Castillejos acepta así el ofrecimiento a declarar hecho por el propio empresario en un escrito que entregó en el juzgado el pasado noviembre a través de su procuradora y con la firma de su letrado defensor.

En ese escrito, tal y como adelantó 'La Verdad', el constructor reveló que, a principios de 2005, el intermediario y también investigado Renato del Noce le ofreció que se encargara de las obras de rehabilitación del Casino de Murcia, y que le pidió que debía entregarle tres millones de euros «para pagar a personas» no precisadas en su documento.

Salvador Águeda añadió que descartó de inmediato este ofrecimiento, pero reconoció que en otra ocasión el entonces jefe de Planeamiento Urbanístico del Ayuntamiento de Murcia, Joaquín Peñalver, le ofreció la rehabilitación del Teatro Circo de la capital a cambio de compensaciones en proyectos urbanísticos y de que el despacho de arquitectura de su familia fuera el que se ocupara del proyecto urbanístico.

El constructor señaló también en su escrito que en esas conversaciones para las obras del Teatro Circo intervino, además, un familiar del dueño del teatro, J.C., quien fue citado como testigo por Castillejos para el mismo día.

El 'caso Umbra', que comenzó a ser instruido en 2008, cuenta entre sus indicios como presunto caso de corrupción con las imágenes captadas en septiembre de 2004 en un yate fondeado en el puerto de Denia (Alicante), y en el que se ve al entonces concejal de Urbanismo de Murcia, Fernando Berberena, al constructor ilicitano y a los citados Peñalver y Del Noce.

Aquella imagen fue tomada cuando en el Ayuntamiento de Murcia se tramitaba un convenio urbanístico promovido por Salvador Águeda para la construcción de más de 3.600 viviendas.