La reina del pádel

Patty Llaguno posa con una de las medallas que logró en el pasado Mundial de Palma. /
Patty Llaguno posa con una de las medallas que logró en el pasado Mundial de Palma.

La cartagenera Patty Llaguno, bicampeona del mundo de pádel por equipos y parejas, quiere seguir creciendo

JUAN ANTONIO CALVO

Es auténticamente incombustible. No hay nada que pueda con ella. Se ha convertido el algo así como la reina del pádel. Y lo demostró revalidando su título de campeona del mundo hace algo más de un mes en Palma de Mallorca junto a su compañera desde hace tres años, la riojana Eli Amatriain. Es su segundo Campeonato del Mundo consecutivo: «Hacía cuatro años que no íbamos al Mundial por unos problemas que hubo en la Federación Española. Por eso desde 2010 no estábamos presentes».

Pero Patty se ha resarcido con creces porque en las dos últimas veces que se ha celebrado, en 2010 y 2014, ha ganado otros tantos títulos: «En 2008 fuimos subcampeonas por equipos y en 2010 y ahora en 2014, campeonas. Pero esta vez hemos tenido bastantes dificultades. Tuvimos unos cuartos de final realmente dificilísimos, tanto que creíamos que no pasábamos puesto que nos fuimos a tres sets y el partido duró tres horas y media. Nos salió la cosa bien y luego ya las semifinales y la final, a dos sets cada una de las dos fases, fueron más sencillas. Y por fin conseguimos el Mundial».

Patty (Cartagena, 25 de febrero de 1985) vive habitualmente en Madrid desde hace siete años y desde allí, junto con Eli Amatriain, que también reside en la capital aunque es riojana de nacimiento, se desplaza hacia los torneos, que son su vida y su profesión. «No sé lo que duraré. Tengo 29 años y espero, si las lesiones me respetan como lo han venido haciendo hasta ahora, durar mucho en el pádel. No sé... Hasta los treinta y tantos».

Pero aunque viva lejos de su tierra, Patty no pierde el contacto con ella: «Voy bastante a menudo. De hecho en cuanto tengo un hueco me voy para allá. Ahora, sin ir más lejos, he estado en Cartagena para dar una especie de 'clinic' y realizar una exhibición junto a Eli el pasado 29 de noviembre. Aprovecho esa fecha libre entre torneo y torneo para darme una vuelta por la Región para ver a mi familia».

Porque su vida es el pádel: «Ya no es por conseguir tal o cual título en mi carrera. Creo que podemos seguir creciendo a nivel personal y eso es algo que me ayuda a mantener el listón muy alto. He aprendido un montón». Es la número uno del mundo y de momento no hay quien le discuta el reinado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos