Del Bosque: «Soy muy seco y no muy simpático pero no creo que esté crispado»

Del Bosque da instrucciones. /
Del Bosque da instrucciones.

«Me veo intentando llevar la iniciativa siempre, eso es ley de un equipo grande», asegura el seleccionador español

EUROPA PRESS

El seleccionador español, Vicente del Bosque, ha asegurado que no concibe "un modelo distinto de juego" para España, sino que prefiere continuar "intentando llevar la inciciativa siempre", además de "atacar en espacios reducidos y defender con muchos espacios", algo a lo que se tienen que "acostumbrar" debido a su condición de "equipo grande", señalando que "hay brotes buenos" y que deben "mejorar".

"No me veo con un modelo distinto de juego, me veo intentando llevar la iniciativa siempre. Vamos a tener que atacar en espacios reducidos y defender con muchos espacios. Eso es ley de un equipo grande y nos tenemos que acostumbrar. No me imagino una selección española distinta", afirmó Del Bosque en una entrevista concedida a 'Al Primer Toque' en Onda Cero.

En cuanto a si se está tomando el camino correcto, el técnico sentenció que "en cuanto a jugadores sí", y que "no cabe duda" de que "en cuanto a entusiasmo y emoción" existen "buenas intenciones" y "confianza" en los jugadores, y resaltando que "los resultados no son malos" a estas alturas. "Sólo nos superan en todos los grupos Eslovaquia e Inglaterra, que llevan 15 puntos, pero en cuanto al juego debemos mejorar, aunque hay brotes buenos como los que hubo en la primera parte del partido contra Ucrania", valoró Del Bosque sobre la dinámica de la selección.

En cuanto a las críticas que recibe el combinado nacional, el seleccionador opinó que "quizás tenga que ver con el desencanto de Brasil" y con que haya "cambiado la inercia" positiva que reinaba anteriormente, lo que "obliga naturalmente a hacer las cosas mejor y aumenta la responsabilidad". "Soy muy seco y no muy simpático, lo que puede aparentar otra cosa, pero no creo que esté crispado. Aunque desde fuera pueda parecer otra cosa, entiendo cómo es el fútbol, que no todos podemos coincidir en las opiniones", expresó.

En ese sentido, reflejó que intenta "escuchar a todo el mundo" porque existe "riqueza" en esas valoraciones, añadiendo que les sirven para nutrirse, y puntuando que no se ha "quejado" respecto a ellas, sino que su matiz se haya en que "se pone más el acento en lo negativo" y se olvida que se mantienen "cosas buenas". "Antes parecía todo lo contrario que parecía todo bueno, aunque no lo era. No nos debemos de quejar por las críticas ni luchar contra nadie, sino hacer las cosas lo mejor posible y dar satisfacciones a la gente, que para eso nos miran.", subrayó el salmantino. Además, Del Bosque confesó que "no ha habido variaciones en la convivencia y en la forma en que los jugadores vuelven a la selección" tras el decepcionante Mundial de Brasil, ni tampoco "en intentar cumplir" o tener "buenas intenciones en lo táctico".

"De lo más orgulloso que estoy es de los cuatro días después de Chile. Fue muy edificante la preparación del partido ante Australia en todos los sentidos, fue estupendo. Queríamos dar una señal de normalidad. Si tengo que castigar a alguien será en las victorias. Difícilmente me veréis decir algo perdiendo", añadió.

Sin embargo, también reconoció que "lo peor" y lo que "menos" le ha gustado fue "la segunda parte del otro día ante Ucrania", debido a la falta de "coraje para mantener el balón y llegar a la portería contraria", calificando como "negativa" la posesión de sus jugadores, a los que reprochó haber sido "demasiado conservadores" con el balón. "La obligación nuestra es tener el listón alto y procurar si no repetir, tratar de buscar los éxitos del pasado. Esa debe ser nuestra obligación y no nos debe molestar que la gente sea crítica con nosotros, es lo normal", explicó Del Bosque sobre los objetivos del equipo.